La Gobernación explicó el pedido de endeudamiento por déficit y deudas heredadas

En el marco de las negociaciones, el Poder Ejecutivo bonaerense envió a los legisladores del FpV el detalle del pedido de endeudamiento incluido en el proyecto de Ley de Presupuesto para 2016, con un lapidario informe sobre la deuda que el gobierno de Scioli dejó a Municipios, el BAPRO y el IOMA.

El informe, elaborado por el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, explicita la necesidad de endeudamiento por más de 90.000 millones de pesos, a la vez que destaca la existencia de un déficit de 16.000 millones y una amortización de deuda por 15.038 millones.

En otro punto, el documento explicita también una deuda con los municipios de 1.256 millones de pesos; una deuda con proveedores y contratistas por 8.015 millones y otra con el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), por aportes patronales por 2.605 millones.

Detalla, también, una deuda del Tesoro de 19.015 millones que comprende un préstamo de Nación para el control de inundaciones (3.551 millones), Caja de la Policía Bonaerense (2.405 millones); Fondo Federal Solidario (2.000 millones).

Incluye, además, un Fondo Educativo (1.485 millones); Dirección de Escuelas (1.739 millones); Lotería y Casinos (1.304 millones); Organismos del ministerio de Economía (964 millones), Instituto de Previsión Social (782 millones) y otros organismos (4.785 millones).

A ello se le suma la deuda con el Banco Provincia que asciende a 28.800 millones que el gobierno está dispuesto quitar de la discusión para avanzar sobre eso en marzo; y unos 3.271 millones de libre disponibilidad.

Este jueves, legisladores del Frente para la Victoria de ambas cámaras legislativas y seis intendentes -2 en representación de la Primera sección, 2 en nombre de la Tercera y otros 2 en representación del interior- volverán a reunirse con el objetivo de analizar los datos aportados por el Ejecutivo y formular una nueva propuesta.

Este documento responde la demanda de los dirigentes bonaerenses del FpV, quienes durante la sesión legislativa de la semana pasada se negaron a tratar el proyecto de presupuesto, argumentando que no podían autorizar la toma de deuda -casi 100.000 millones, según el proyecto oficial- sin tener precisiones sobre a que necesidades respondían, al tiempo que reclamaron acrecentar las partidas para los municipios.

En tanto, el intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, afirmó que la provincia de Buenos Aires «tiene un problema estructural pero no necesita endeudarse mucho».

Fuente: El Cronista