La comuna lanza en febrero una moratoria para contribuyentes en procura de recursos

El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, explicó la moratoria impositiva aprobada por el Concejo Deliberante y que pondrá en marcha el 1º de febrero como un llamado a los vecinos con el objetivo de «volcar los recursos de los impuestos para recuperar nuestro distrito, como ya lo están viendo”.

El plan de regularización “nos va a permitir que los vecinos normalicen su situación desde el punto de vista del pago de la tasa de servicios generales, de la tasa de seguridad e higiene de nuestros comerciantes e industriales, de la tasa de industria y del derecho de construcción”, agregó el intendente.

Por su parte, el secretario de Hacienda, Carlos Dichiara, brindó detalles del plan: “A partir del 1º de febrero, todos los vecinos, por un plazo de 180 días, se pueden anotar en la moratoria de todas las deudas que tienen con la Municipalidad, ya sea TSG (Tasa Servicios Generales) , TISH (Tasa de Inspección, Seguridad e Higiene) , juicios de apremio y multas, exceptuando las de tránsito, donde tiene una participación la provincia y sobre lo cual no podemos legislar, el resto entra en la moratoria”.

“Los beneficios son escalonados. Si es en un pago se le bonifica no sólo la totalidad de los intereses, multas y recargos, sino que se limpia toda la deuda prescripta de 2009 hacia atrás. En caso que accedan a alguno de los 18 pagos que establece la moratoria se le sigue perdonando intereses, multas y recargos, pero en este caso la deuda histórica prescripta de 2009 hacia atrás empieza un nivel de escalonamiento, por lo tanto a mayor cantidad de cuotas, menor es la quita”.

Por último, Dichiara remarcó que van a generar algunos puntos de atención al vecino descentralizados en distintos lugares del partido, además de algunas mesas a modo de consulta en distintas plazas con el objetivo de descomprimir las oficinas centrales y que todos los vecinos que quieran puedan acceder a este beneficio.