El PO de Hurlingham denunció que la Policía quiso detener a militantes durante una pintada

«Para garantizar el ajuste, Zabaleta emplea los mismos métodos de Acuña», advirtió la ex candidata a intendente del Partido Obrero de Hurlingham, Estela Ramazoti, quien denunció «persecución política» luego de que la Policía prohibiera una pintada en la zona de Cinco Esquinas.

El hecho sucedió el viernes por la noche, cuando una cuadrilla del PO se expresaba contra «el ajuste, tarifazo y despidos, cuando un patrullero de la policía municipal se hizo presente con cuatro oficiales quienes de manera amedrentadora informaron a los compañeros que en Hurlingham no se puede pintar paredes por la ‘ordenanza no se cuanto’ (con esas palabras) y bajo amenaza de detención impidieron continuar con la pintada».

«Denunciamos la persecución política de parte del Intendente Juan Zabaleta, que al igual que su predecesor ex Intendente Acuña, comienza su mandato proscribiendo y cercenando las libertades democráticas», sostuvo el partido en un comunicado. Ya había antecedentes bajo la anterior gestión, cuando los equipos de pintadas del PJ dominaban la calle, en plena campaña.

«En lo que va del gobierno de Zabaleta, se han producido 450 despidos en la planta municipal, en el colmo del maltrato y la ilegalidad, el Intendente despide a los que el ex Intendente Acuña precarizó durante más de 10 años, pero que antes de irse los pasó a planta, estos despidos no responden a otra razón que la de aplicar el ajuste de Macri en concordancia con los despidos del gobierno nacional que pretende descargar la crisis sobre los trabajadores y además acomodar a su militancia», sostuvo Ramazoti.

Y agregó: «El kichnerismo actúa como garante del ajuste nacional y distrital, en horas en que además de los despidos y la inflación, se descarga sobre el pueblo una enorme confiscación de los salarios mediante el tarifazo en el servicio eléctrico que llega al 500%, mientras se prepara otro en el transporte público, llamamos a los trabajadores, vecinos y organizaciones sociales a pronunciarse contra la persecución y proscripción política».