Reunidos con ministros, intendentes del GBA pidieron gradualismo en el aumento de tarifas

El ministro de Interior, Rogelio Frigerio; y el de Energía, Juan José Aranguren, recibieron ayer a un puñado de intendentes del Gran Buenos Aires, quienes se manifestaron molestos por el aumento de las tarifas de energía y pidieron explicaciones por el reclamo de usuarios y la tarifa social.

Los intendentes consultaron por qué la suba no fue más progresiva, más aún antes del inicio de paritarias, de las que ellos también serán protagonistas.

El intendente del FPV San Martín, Gabriel Katopodis, afirmó: “Nos preocupa el impacto en el bolsillo de los trabajadores y los más humildes. Además, las pymes y los comercios minoristas van a tener aumentos en los costos y eso se va a trasladar a precios. Seguimos reclamando una Audiencia Pública, que es obligatoria, porque hubiese permitido conocer y discutir con usuarios y consumidores, las características y el alcance de esta medida”.

«No había espacio para el progresismo. El estado de la infraestructura es caótica y si no lo hacíamos se venían apagones permanentes», dijo Aranguren, según una fuente presente en el encuentro.

El funcionario también apuntó contra la gestión anterior ya que de haber iniciado un sendero de actualización tarifaria en 2008, hoy no hubiera sido necesario una suba de hasta 700 por ciento.

Ante una decisión en la que el gobierno no quiere dar marcha atrás, los intendentes pidieron contención cuando vuelvan los cortes en el servicio. El mismo Aranguren admitió que recién en dos años comenzará a normalizarse el servicio.

La demanda de los municipios surgió luego de que Aranguren confirmó que la tarifa plena pasará a $ 158, lo que significa un aumento del 500% para quienes recibían el subsidio (y pagan $ 26) y del 55% para quienes habían renunciado al subsidio (pagaban $ 102 mensuales).

La semana pasada, a través de un comunicado, difundieron la inquietud «en representación de muchos otros», los intendentes de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; de San Martín, Katopodis; de Almirante Brown, Mariano Cascallares y Juan Zabaleta, de Hurlingham. En un comunicado, los cuatro alcaldes tildaron la recomposición tarifaria de «una medida realmente alarmante por el impacto que causará en el bolsillo de la mayoría de los trabajadores y en la economía de las pymes e industrias de nuestros municipios y los de toda la provincia de Buenos Aires».

También expresaron que el Gobierno nacional «está preocupado por reducir el gasto y recaudar más» y afirmaron que lo hace «sin contemplar las políticas públicas que amparan a jubilados, hogares multifamiliares, trabajadores informales, titulares de programas sociales, vecinos con seguro de desempleo y de escasos recursos».

También recordaron los intendentes que las audiencias públicas «habilitan la participación ciudadana en el proceso de toma de decisiones, donde todos aquellos que puedan sentirse afectados por una medida que habrá de adoptarse manifiesten su conocimiento o experiencia y presenten su perspectiva con relación a la misma».