El director de DDHH de Morón se reunió con Carlotto y planea los actos por el 24 de Marzo

Mientras organiza las actividades por la «semana de la memoria», que por primera vez no será organizada por una gestión sabbatellista, el director de Derechos Humanos de Morón, Francisco Mones Ruiz, se entrevistó el viernes con la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

El encuentro fue en el organismo. «Habíamos solicitado una audiencia a distintas organizaciones, entre ellas Abuelas, para presentarnos y articular el trabajo. Así surgió la charla con Estela, que fue la primera que contactamos», explicó el titular del ARI Morón, quien comenzó una serie de charlas con figuras reconocidas de la zona como la madre Línea Fundadora Nora Cortiñas.

La tarea requiere de tacto y diplomacia, ya que aún los organismos que no habían sido cooptados por el kirchnerismo tienen una mala opinión sobre el Gobierno de Macri y lo responsabilizaron por las pintadas a la Casa de la Memoria, amanecidas apenas nueve días antes del balotaje presidencial.

Aquel ataque que rezaba «el 22 se termina el curro» no pudo ser identificado. En el lugar no había cámaras ni guardia. En el macrismo sospechan que fue una maniobra del kirchnerismo para sacar partido. La denuncia que en su momento presentó la gestión de Lucas Ghi no ofreció ninguna prueba. Ni tampoco se tiene conocimiento de que se haya encontrado alguna.

Mones Ruiz intenta ahora retomar relaciones con los militantes de DDHH. Estela «mostró buena predisposición», dijo satisfecho después de su visita.

«Lo que le manifesté que la memoria y justicia contra el terrorismo de Estado y la búsqueda de los nietos es una política que vamos a continuar y que por eso vamos a poner el municipio a disposición, para continuar con ese trabajo que vienen haciendo desde Abuelas», explicó el funcionario.

– ¿Sentís que hay prejuicios contra la gestión?

– Sí, pero en Morón hay gente de Cambiemos que pasó por DDHH como Martín Culatto, que fue cuatro años director del área (desde el 2000, como referente radical de Stolbizer). Además para nosotros es un espacio imprescindibles para defender a la vida. Desde nosotros hay una perspectiva de diálogo con organismos de Morón. Hay que construir una relación madura e institucional. Nos estamos organizando para el 24 de marzo.

En el aniversario último por el Día de la Memoria, además de montar un mega recital, Nuevo Encuentro empapeló el Gorki Grana con afiches de Hernán Sabbatella, su entonces precandidato a intendente. También hubo escraches públicos a figuras a las que el Gobierno K encontraba como el enemigo. En contraposición, la izquierda pudo hacer también sus pancartas. Se destacaban leyendas contra el entonces jefe del Ejército, César Milani.

«Hay un espacio en la Zona Oeste, donde participan personas de distintas identidades políticas y venimos participando. Estamos predispuestos al diálogo, piensen como piensen. No es un plano político electoral, sino institucional», apuntó Ruiz.

«Es probable que hagamos una semana de actividades», adelantó el director. Estará la tradicional Prueba Atlética por la Memoria y la sesión especial del Concejo Deliberante. Pero se cambiarán iconos kirchneristas por otros más cercanos a Cambiemos. Por ejemplo, se hará un homenaje al abogado y dirigente radical Marcos Di Caprio. «No había muchos que presentaran hábeas corpus en los setenta», explicó Ruiz a UM.

La agenda se terminaría de definir esta semana, pero no habría megarecital, como instauró, entre otras cosas, el sabbatellismo a partir del 2000. Ese año se inauguró la Casa de la Memoria y se proyectaba el actual Museo de la Memoria, donde se descubren los restos de la Mansión Seré.

Por ese entonces, Ruiz era apenas un estudiante, en la misma escuela que fueron los hermanos Martín y Hernán Sabbatella: el Dorrego. Allí comenzó su militancia y su historia con los Derechos Humanos. Por eso lo eligieron para el cargo, en diciembre, cuando asumía como consejero escolar.