Primer paro de ATE a Macri, con respaldo de izquierdas y el Posadas como capítulo regional

Los estatales y la izquierda realizan la primera marcha, con quita de actividades, contra el Gobierno de Mauricio Macri. Cuestionan el marco paritario y el protocolo antipiquete. También denuncian persecusión en el Hospital Posadas, un botín político cogobernado por la burocracia sindical.

ATE Gran Morón, que conduce Darío Silva, moviliza y se sumó al paro por 24 horas en procura de «paritarias sin techo» y no a los despidos. Su búnker hoy es el Hospital Posadas, donde logró desplazar a la izquierda. El PO, no obstante, también marcha «por la derrota del gobierno de Macri y su plan de ajuste» y también pido «por la reincorporación de los trabajadores despedidos, paritarias libres y contra la criminalización de la protesta».

El delegado del Ramal Sarmiento (que no se interumpió), Rubén Pollo Sobre, se sumó: «El sindicalismo combativo acompañará la marcha de ATE en el marco del paro nacional de este 24. Será una oportunidad para demostrar que los trabajadores nos ponemos de pie para enfrentar el ajuste de Macri y los gobernadores. Contra los despidos, por paritarias sin techo y un aumento salarial de emergencia en camino a la canasta familiar. Los ferroviarios del Sarmiento junto a las columnas del sindicalismo combativo concentraremos a partir de las 11 horas en Avenida de Mayo y Lima.»

«Mañana marcho con los trabajadores del Estado para defender sus derechos y denunciar que, bajo argumentos loables como la modernización y terminar con los ñoquis, en realidad, se está buscando achicar el Estado en áreas esenciales”, expresó ayer el secretario de Libres del Sur bonaerens, Jorge Ceballos.

Posadas

El gobierno de Macri logró que  sectores que estaban enfrentados se unan contra sus planes económicos, aún cuando tuvieron responsabilidades diferentes en lugares como el Hospital Posadas, que se utilizó como botín político tanto por el PJ y el sabbatellismo, como por los gremios más fuertes.

«Nunca negamos los ingresos para diferentes sectores. Los otros sindicatos también ingresaron gente. Nadie está ajeno a eso. Pero queremos dejar en claro que no son 1700 ni 2000 ni, tampoco, soldados de Nuevo Encuentro. Entraron hijos de trabajadores del hospital sin filiación política con el sabbatellismo», reconoció Darío Silva, dirigente de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Morón, al diario La Nación, el lunes.

ATE y UPCN se pusieron espalda con espalda junto al sabbtellismo, por la denuncia de «sabotajes» lanzada por el nuevo director del nosocomio nacional.

«Estos hechos nos llaman la atención cuando veníamos dialogando con las nuevas autoridades y nos habíamos puesto a disposición para normalizar el hospital. A nosotros nos interesa el paciente, la comunidad. Pero apareció otra discusión por fuera, que son los ingresos masivos de personal y el sabbatellismo», sostuvo Silva.

Antes de que la denuncia estallara, la trabajadora y refente del PO Jimena Lettieri, había dicho a este portal: “No vamos a defender ñoquis. Spina era uno de los ñoquis, hasta que renunció porque es concejal”.

Fundamentó: “Hasta 10 de diciembre, ingresaron más de 1800 personas del sabbatellismo, de ATE, UPCN. Muchos a la parte administrativa, y armaron todo un aparato en Prensa que todavía está. Otros como (José María) Vittorio ( ex AFSCA, Morón y hoy en Deportes de Ituzaingó), se fueron”.

Según Lettieri, la planta militante K que ingresó el año pasado no se fue y es la que estaría siendo monitoreada. “Algunos laburan y otros no. Hay otros que eran amparados y ahora vienen a trabajar”, dice la dirigente del PO. Claro, son puestos que poco hacen al funcionamiento del hospital. “Hace falta personal en guardia, por ejemplo, donde vienen monotributistas mal pagos. Falta personal de limpieza y mantenimiento”, explicó.

De todas formas, sostuvo que “con la excusa de los ñoquis, corremos riesgo todos”. “ATE y UPCN hacen poco y les suelta la mano a algunos”, apuntó.

Convocatorio ATE Moron

Convocatoria ATE Moron