El HCD aprobó la suspensión del tratamiento de vías de excepción, pero sólo por tres meses

En sesión extraordinaria, el Honorable Concejo Deliberante aprobó por unanimidad la suspensión del tratamiento de ordenanzas por «vías de excepción» al Código de Ordenamiento Urbano durante 90 días. Fue a instancias de un proyecto presentado por el socialismo, que había pedido 180.

«Este es un gran paso para frenar este mecanismo que hizo de la excepción la regla y hace años venimos criticando y denunciando», sostuvo al retirarse del recinto el concejal Lautaro Aragón.

Y agregó: «Es la señal clara de que debemos abordar la discusión de un nuevo Código de Ordenamiento Urbano, que nos permita tener reglas claras y dotar de mayor transparencia a nuestro concejo».

El socialista había pedido terminar con las vías de excepción e implementar la Audiencia Pública para aprobar obras por fuera del Código de Ordenamiento.

El proyecto se aprobó luego de que el Juzgado Correccional Nº2 de Morón, a cargo del juez Antonio Mele, dejara firme en noviembre el fallo que hizo lugar al recurso de amparo presentado por vecinos del Barrio Inglés, que se opusieron a la construcción de un complejo de viviendas en la intersección de Richieri e Isabel La Católica.

Se trata de un complejo de cuatro edificios de 77 departamentos que había sido aprobado por la mayoría que el acuñismo tenía en el Concejo Deliberante en el 2014. Luego algunos de esos concejales se pasaron al FPV, incluida quien era la presidenta del cuerpo.

La polémica construcción, a cargo de la empresa Achus SRL, había sido aprobada junto con otras cinco obras que estaban por fuera del Código heredado del Viejo Morón.

Aragón presentó el año pasado un proyecto de ordenanza para regular las Vías de Excepción imponiendo el requisito obligatorio de una Audiencia Pública previa y otros mecanismos de transparencia y participación ciudadana.

A su vez, la semana pasada el oficialismo local propuso la suspensión retroactiva de todas las vías de excepción sancionadas durante 2014 y 2015 para su revisión durante un plazo de 90 días por una Comisión Investigadora integrada en forma conjunta entre los Departamentos Ejecutivo y Deliberativo. En la sesión extraordinaria convocada a estos efectos, esta posición obtuvo su aprobación por mayoría.

Como novedad, el texto definitivo recibió modificaciones a último momento votadas por unanimidad incluyendo la idea del Concejal Lautaro Aragón que también apunta hacia adelante y resuelve impedir cualquier sanción de este tipo de excepciones en los futuros 3 meses. El objetivo central de la iniciativa es impulsar el primer Código de Ordenamiento Urbano del Partido de Hurlingham.