Luego de dos meses sin funcionar, La 216 se haría cargo de la línea comunal de Ituzaingó

Dos meses después de suspender la línea municipal de colectivo 504 y de despedir a todos sus trabajadores, la Municipalidad de Ituzaingó llamaría a una licitación para tercerizar ese servicio, dentro de seis meses. Entre tanto, la Línea 216 se haría cargo del funcionamiento del ramal.

«La línea comunal de colectivos de Ituzaingó 504 será absorbida por la empresa de transporte 216, que se hará cargo del servicio por el término de seis meses hasta que el gobierno de Alberto Descalzo llame a licitación», anticipó esta tarde el portal de Primer Plano, el programa de Adrián Noriega.

«Así se acordó luego de una reunión que se desarrolló esta mañana entre funcionarios locales y representantes de la transportista, y fue resultado de la presión ejercida por los trabajadores que habían visto truncada su fuente de trabajo», informó.

Esta semana, el titular de la bancada oficialista, Juan Carlos Roumieux; el presidente provisional del Concejo Deliberante, Juan Manuel Álvarez Luna; el jefe del bloque Cambiemos, José Luis Sánchez; el concejal de Libres del Sur, Nahuel Segovia; y el socialista Esteban Vallarino escucharon el pedido de los trabajadores cesanteados, representados por Paulo De Giacomi y Silvia Gentile, junto a su abogado Alejandro Serruya.

El convenio precario, por 180 día, con la 216 deberá ser refrendado por el Concejo Deliberante de Ituzaingó. En ese plazo, el municipio deberá llamar a licitación para otorgar la concesión del ramal. Esta es una vieja discusión que dio origen a una línea comunal, ideada por el secretario de Gobierno, Alfredo Almeida. Aunque tuvo muchos problemas y denuncias de los trabajadores y pasajeros por lo magro del servicio, la línea venía a cubrir un recorrido que otras empresas privadas se negaban a aceptar. En principio eran dos ramales. La falta de coches terminó con uno.

Ante la supuesta falta de subsidios de Nación, el municipio decidió en diciembre cortar el servicio, que de hecho funcionaba con cuatro coches y otros tantos choferes. No obstante, para la oposición no era explicable por qué ese mismo mes se votó un Presupuesto de 15 millones para la Línea.

«Es necesario recordar que solo fueron despedidos trabajador@s contratados/as en la Planta Transitoria con lo se cae el falso argumento del ahorro presupuestario, ya que los cargos jerárquicos con responsabilidad política en el mal funcionamiento del servicio siguen cumpliendo funciones y representan casi el 50% del gasto en personal», argumentaba esta mañana Vallarino, antes de que el municipio buscara una salida elegante.