Ministro de Seguridad porteño dijo que pudo ser un «crimen político» el ataque a militantes

El ministro de Seguridad y Justicia porteño, Martín Ocampo, opinó que el ataque a los militantes de Nuevo Encuentro en Villa Crespo el sábado por la noche «es muy factible que sea un crimen político». El sabbatellismo había pedido esclarecer el hecho y el repudio presidencial, que llegó anoche.

«El hecho es una barbaridad y es repudiable», consideró el ministro, quien ayer se reunión con Sabbatella, una actitud que luego copió la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

Al caer la tarde, fue el presidente Mauricio Macri quien repudió el hecho a través de un comunicado.  «Lamentablemente en los últimos años en la Argentina se ha cultivado una idea de la intolerancia política, de no reconocer al otro como parte de un proceso de discusión, y eso no fue bueno y genera un caldo de cultivo», entendió Ocampo.

«El crimen político es una línea de investigación, pero esperemos que no sea eso», señaló.

El ministro dijo que la investigación ahora depende de la Justicia porteña y aseveró: «Lo que más importa es que encontremos al responsable».   Según informó el abogado de Nuevo Encuentro, Sergio Zurano, hasta ayer no había habido allanamientos. Lo único que se determinó es que hubo por lo menos tres disparos de bala de plomo. Uno rozó el hombro de Daiana, una joven de 19 años que llevaba en brazos a su hermana de 4; otro hirió a Florencia, otra militante que participaba de la inauguración de ese nuevo local partidario, ubicado sobre la calle Padilla, casi en la esquina de Gurruchaga, en Villa Crespo.

Las dos fueron atendidas en el hospital Durand y están fuera de peligro. La otra bala la encontraron en la calle.

Las sospechas apuntan a que los disparos salieron de una de las torres de un complejo de departamentos que está enfrente del local partidario, pero por el momento no hubo nadie identificado.

El kirchnerismo acusó del clima de violencia al propio Macri. «Tiene un discurso que derrama violencia institucional», descargó Sabbatella en la puerta de la sede del Ministerio de Seguridad, al salir de la reunión de ayer con Bullrich.

La reacción presidencial fue después de que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se reunió con Martín Sabbatella, el titular de Nuevo Encuentro. «El presidente Mauricio Macri repudió hoy el ataque que sufrieron militantes del partido Nuevo Encuentro mientras inauguraban un local en el barrio porteño de Villa Crespo, y que dejó como saldo dos personas heridas de bala», sostuvo la Presidencia a través de un comunicado.