Sorpresa a 90 días de su asunción: Vidal salió a reconocer que se divorcia de Ramiro Tagliaferro

La gobernadora, María Eugenia Vidal, sorprendió hoy al confirmar su separación del intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, con quien vivió 20 años y tiene tres hijos.  “Hemos decidido separarnos”, sostuvo la mandataria esta mañana dando por cerrado un inesperado asunto de su vida privada.

“Hemos decidido separarnos. Nuestra prioridad es cuidar a nuestros hijos”, dijo luego de inaugurar la rotonda en Villa Elisa de la autopista Buenos Aires – La Plata, abordada por un grupo de periodistas. Un rato antes su entorno había echo correr la versión por los grandes medios. A esas horas terminaba en Morón una reunión de Gabinete en la que el intendente no tocó el tema. Fue una sorpresa para muchos funcionarios y dirigentes de Cambiemos.

Vidal y Tagliaferro compartieron estudios en la Universidad Católica Argentina que fue donde se conocieron y entablaron amistad. Consumaron la relación en 1996 y se casaron dos años después. Tuvieron tres hijos: Camila (15), María José (13) y Pedro (7). Ella se mudó a Castelar. Y por sus hijos prometió no mudarse a La Plata.

La gobernadora y el intendente hicieron gestos durante la campaña. Él le declaró su amor el día de su asunción, en devolución al discurso de su esposa en la jura. El Día de la Mujer, la cuenta oficial de Tagliaferro publicaba sobre Marui: “Para muchos Gobernadora. Para nuestros hijos mamá. Para mí, la mujer de mi vida. ¡Feliz día amor!”.

Dos días después, en una reunión con periodistas, el intendente fue abordado por la salud de Vidal y la mudanza. No deslizó ningún indicio sobre su separación, pero explicó lo complicado que era tener tiempo para la pareja. Algunos medios hablan de una ruptura durante la campaña electoral.