Ante Asamblea de Socios, Deportivo Morón reconoció la deuda que dejó la salida de Spina

El domingo último, debajo de la «Platea Oficial Filiberto Ferrante», 167 cien socios del Deportivo Morón escucharon por parte de su presidente, Pablo Sauro, en qué estado están las arcas del club y cómo seguirán las obras que quedaron pendientes luego de la mudanza a la nueva sede de Yrigoyen.

La Asamblea Extraordinaria se brindó en medio de la campaña partidaria para renovar la Comisión Directiva y cuando todavía sonaba el informe de Telenoche sobre Diego Spina, el concejal del FPV que pidió licencia en enero como presidente tras el escándalo de los cheques rechazados.

«Me preocupa enormemente el liderazgo mantenido en el manejo institucional con la anuencia de una comisión que de ninguna manera pudo estar ajena al conocimiento pleno de su manejo arbitrario y contagioso del Posadas a nuestro club. Yo me retiré por tres años por no ser cómplice de una situación totalmente anómala al manejo institucional que todos los que hemos dirigido al club», había posteado el día anterior Alberto Meyer.

El domingo, por casi tres horas, la mesa directiva repasaría ingresos y egresos del club, además de sus deudas corrientes y pagos efectuados desde diciembre. En sintonía con «administración nueva», Sauro habría de resaltar los números de la «pesada herencia» recibida y las acciones emprendidas para la «recuperación» del club  desde los últimos tiempos de «Spina», según contó hoy el periodista Adrián Requelme, de «elblogdelgallito».

«En ausencia de los correspondientes balances a la vista del socio (listos para su aprobación en Asamblea Ordinaria dentro de un mes) Sauro anunciaría la existencia de una deuda por todo concepto, a diciembre/enero, de 8.220.000 pesos, a mitad de camino entre las estimaciones de Spina, que jamás reconociera más de 4 millones y los 10 millones proyectados del entonces tesorero, Claudio Bertolé, quien se reconociera en otro tramo de la Asamblea, ha tenido que rubricar un par de cheques, luego de su dimisión mediante carta documento, para acelerar tiempos y evitar los «trastornos» del cambio de titularidad de firma, en la entidad bancaria donde el club posee radicada su cuenta», publicó ese medio partidario.

 

Balanza

Sauro anunciaría ingresos por 7.300.000 pesos (entre cesión de derechos de jugadores, ingresos extra de sponsors y un préstamo de AFA para levantar inhibiciones, de 890 mil), lo cual habría reducido la deuda corriente actual a 1.440.000 pesos (monto que incluye lo adeudado a Blas Giunta y los integrantes del anterior plantel que no inhibieron, así como los 700 mil pesos del reclamo de la empresa de seguridad, en instancia pre-judicial).

En la balanza entre ingresos y egresos, reconocería un déficit operativo mensual, de 200 a 250 mil pesos (dos millones y medio anuales, en proyección).

Otro punto delicado se trató al momento en que un socio preguntara por la recaudación del último cotejo frente a Atlanta, y su relación con el total de público asistente al encuentro, ante lo cual el presidente en ejercicio aportara la cifra de $ 370 mil en boleterías y 7 mil personas en cancha, que en presencia de un bono obligatorio de $70, tanto para socios como público en general, revelan un importante «faltante» de 120.000 pesos.

Vuelto a requerir por el mismo socio, sobre las razones de lo ocurrido, Sauro habría de admitir: «que nos están robando, aunque no sabemos quién».

Minutos más tarde, hablaría Juan Carlos Nigrele, en representación de la Comisión Ad Hoc, quien dejaría en clara evidencia que Deportivo Morón ha perdido el derecho de adquirir unos 800 mil dólares de parte de la empresa constructora y el grupo inversor, como producto de los 2 mil dólares diarios de multa que debería abonar por cada día de demora en la entrega de la segunda etapa de obra, desde el 31 de mayo de 2015 a esta parte.

Sauro explicó que mantuvo varias reuniones con la empresa Bautec S.A. en las que la empresa se comprometió a entregar la obra en el transcurso de los próximos 30 días. El residente aseguró que no firmará un solo papel que no esté contemplado y firmado en el contrato fideicomiso por la Comisión Directiva, la Municipalidad y la firma constructura. La nueva administración de Cambiemos estudia ese fideicomiso, para saber si se ajustó a derecho. El intendente, Ramiro Tagliaferro, se reunió con Sauro y le adelantó que no recibirá más ayuda económica. El año pasado, entre julio y diciembre, la comuna giró al club casi 7 millones de pesos, entre adelantos del Fondo para obras y subsidios para seguridad y gastos corriente.

Sauro necesita reponer ese dinero en forma urgente. En ese sentido, comentó que los dos sponsors más grandes que tendrá el club quedaron a la espera del visto bueno del municipio, que ofreció colaborar de esa manera, acercando por ejemplo una empresa de transporte para traslados del plantel.

Finalmente, la Asamblea votó por mayoría el incremento en la cuota societaria: Los Menores abonarán $ 60.-, los socios de Popular y las Damas abonarán $ 100.-, los socios de la Platea Lorenzo Capelli seguirán abonando $ 120.- y los socios de la Platea Filiberto Ferrante abonarán $ 200. Este sábado (14hs) con la cuota paga sin actualización, los socios podrán asistir al Francisco Urbano frente a Talleres de R. Escalada.