Vidal le restó importancia a la amenaza de Espinoza, pero en Matanza piden su renuncia

La gobernadora bonaerense le restó importancia a las declaraciones de Fernando Espinoza, quien pidió «cacerolazos» para que «salte Macri «. «Si quiso ser una amenaza, no tuvo ninguna efectividad», sostuvo María Eugenia Vidal. En Cambiemos de La Matanza igual se le pidió la renuncia al municipio.

«Si explota el conurbano, salta Macri», dijo Espinoza en una reunión de intendentes peronistas perseguidos con la idea de que le quiten la conducción de la FAM, cosa que no aparece en la agenda del oficialismo, entre otras cosas, porque así le ha servido para domesticar legisladores K.

Vidal recordó que tiene una buena relación con intendentes opositores. «Esa actitud (la de Espinoza) no es la que recibo de los intendentes. Con muchos de ellos me reuní y me reúno, y mis funcionarios tienen contacto, con Mariano Cascallares de Almirante Brown, con Martín Insaurralde de Lomas de Zamora, la semana pasada yo estuve con Gustavo Menéndez de Merlo, donde estuve hoy, con Juan Zabaleta de Hurlingham», dijo hoy».

«La Argentina donde los dirigentes le dicen a la gente lo que tiene que hacer se terminó. Cada bonaerense va a decidir y cada bonaerense tiene su opinión propia, sin que nadie lo tenga que arriar a ninguna parte. La dignidad de los vecinos no le pertenece a ningún dirigente», sostuvo la gobernadora.

Por su parte, el ex candidato de Cambiemos en La Matanza, Mariano Alvarez (secretario General del Movimiento Social por la República que lidera Elisa Carrió) opinó que «se trata de declaraciones fuera de lugar, de tipo golpista, pertenecientes a los tiempos más oscuros de nuestra historia”.

«El problema es grave, porque no son sólo palabras. Es vox populique que al día siguiente de haber perdido la Provincia se pusieron a trabajar con punteros y otros intendentes del PJ para agitar e incitar a la población con el objetivo de ir socavando la democracia y el voto popular, soñando con un regreso anticipado al poder y seguir gozado de los privilegios y negocios que tenían y por los cuales se enriquecieron a costillas del pueblo».

El dirigente de Cambiemos consideró que la actual intendente de La Matanza, Verónica Magario, debería «sacárselo de encima, porque interfiere inaceptablemente e improductivamente en su gestión de gobierno». Espinoza es tan antidemocrático como Ruckauf, que se llevó puesto un gobierno democrático organizando saqueos en el año 2001″, apuntó.