Caso Abregu: Fiscalía y querella pidieron 18 años para marido, que espera fallo en libertad

El Tribunal Oral N° 1 de Morón pasó para el 25 de abril la sentencia del juicio contra Javier Albornoz, el hombre que está acusado de «intento de femicidio»  por prender fuego a su mujer el 1 de enero de 2014. La Fiscalía y el abogado que representa a Karina Abregú pidieron hoy 18 años de condena.

Este viernes, en el segundo piso, sector K, de los Tribunales de Morón se realizó la última audiencia. Se esperaba un fallo pasado el mediodía, pero apenas se pudieron escuchar los alegatos de las partes y los pedidos al Tribunal. En la calle movilizaron organizaciones de izquierda y de Género.

El juicio arrancó el lunes y llevó solamente tres días. El primer avance para la querella fue el cambio de carátula, que pasó a «Intento de Femicidio agravado por el vínculo».

La víctima fue atacada salvajemente durante una discusión en año nuevo. Fue golpeada, rociada con alcohol y prendida fuego. Se salvó al tirarse a una pileta. Fue varias veces intervenida quirúrgicamente y sufrió más de un infarto. Sobrevivió de milagro y, sin trabajo, comenzó la búsqueda de Justicia.

El jefe de Libres de Sur, Jorge Ceballos, reconoció que su organización le brindó apoyo, luego de acompañarla el lunes pasado a los tribunales de Morón.

En la primera jornada del juicio oral declararon Karina, dos médicas del Hospital Eva Perón, quienes atendieron a la víctima, y dos testigos por parte del acusado.

«La declaración de Karina fue muy buena, pese a lo difícil de revivir toda la situación, pero fue clara y contundente», sostuvo Carolina, hermana de la víctima, quien también declaró en la primera jornada.

El martes se presentaron tres peritos, uno de parte y dos oficiales, y de vecinos de la ex pareja. Estaban citados otros testigos del acusado para el miércoles.

«Los fiscales y los jueces han sido muy respetuosos durante el proceso, confiamos en que habrá justicia», indicó Carolina y añadió que «también hemos sido acompañadas por organizaciones sociales y los medios de comunicación nos trataron muy bien, siempre estaremos agradecidas».

El proceso se realizó con el acusado en libertad. Incluso hoy se fue a esperar el veredicto «a su casa», se enojó la familia Abregú. «Sigue con hostigamientos y persecuciones para cumplir su promesa de que si salía viva no iba a parar hasta matarme», contó Karina y  «aunque tiene una orden de restricción perimetral, no la cumple y nadie hace nada, por ejemplo, en las últimas elecciones me estaba esperando en la puerta de la escuela donde voté».

«El sigue trabajando en la empresa de donde a mí me despidieron; él vive su vida como siempre y yo estoy presa en mi casa con miedo», añadió la mujer.

En la Provincia de Buenos Aires, según el último informe presentado por la OVG, no se ha registrado en ningún caso al femicidio como figura penal. En Argentina una mujer muere cada 30 hs en manos de alguien de su círculo.

13012869_1337907426224841_1150930461251458031_n