Gastronómicos: «contemplativos» con Macri «por el desastre de la herencia económica»

El secretario gastronómico de Morón, Domingo Bruno, explicó por qué el gremio es «contemplativo» con el Gobierno y recibió ayer al Presidente. Aunque esquivó la foto con Macri, ayer, su referente, el jefe de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, se bajó a último momento de la marcha del 29.

«Es necesaria la unidad del movimiento obrero, es necesario saldar la deuda interna con los trabajadores, pero no aceptamos marchar junto a los mariscales de la derrota, como D’ Elía, La Cámpora, Scioli, Espinoza, y otros que nada tienen que ver con el festejo del 1 de mayo y el movimiento obrero. Nos indignó eso y por eso Barrionuevo dijo que no podíamos marchar con ellos», explicó Bruno este lunes en contacto radial.

El concejal del Frente Renovador de Morón aclaró que «seguimos reclamando lo que corresponde: que deroguen el impuesto a las Ganancias y reclamamos una mirada más firme ante la inflación, que daña el salario de los trabajadores».

«Reclamamos lo mismo más allá de comer o no junto con el Presidente», sostuvo Bruno, que ayer participó del encuentro junto a Macri en la sede de los gastronómicos y se fotografió junto al ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

«Debemos ser contemplativos con un gobierno que empieza y hereda un desastre, de doce años de desperdicio, de tirar manteca al techo. Es el costo que pagamos ahora», recordó.

«Lo que decimos es que dentro de lo que tiene que corregir se acuerde de los trabajadores. Punto. No estamos en hacerle paro porque sí. Todo lo contrario. Queremos ayudarle a que encause lo que se desmadró», apuntó el secretario regional de UTHGRA.

A su entender, Macri ayer «nos dio un mensaje esperanzador, de coincidencias con lo que queremos. Habló, claro, que tenemos que terminar con las dádivas, los subsidios». «Hay que ver cómo la producción del país corrija esta situación. Además, cada gremio sabe cómo ordenar las cosas. Sabemos hasta adónde podemos tirar de la cuerda y hasta dónde trabajan los negocios, hasta donde se puede pagar, no esperamos dádivas ni parches».

Los gastronómicos están cerrando una paritaria nacional, de un 20 % para los sueldos de abril. En algunos convenios cerraron por 6 meses y después se re discutirá en septiembre. «Estamos considerando un 15% para el resto del año», apuntó Bruno.

«Nosotros acompañamos con críticas, lo mismo que el gobierno municipal. Le damos el tiempo para corregir, veremos cómo le hacemos fuerza. Coincidimos en que las consecuencias no son de mal manejo en cuatro meses, acá el problema es la herencia del desastre económico», insistió el edil.