El Gallo fue madrugado, pero pudo darlo vuelta y ponerle un poquito de ilusión al campeonato

El Deportivo Morón consiguió dar vuelta un partido que empezó perdiendo desde el vestuario, para ponerle un poco de ilusión a la lucha por el ascenso a la B Nacional. Tras el triunfo de ayer ante San Telmo por 3 a 2 se puso a tiro de Fénix, que este martes derrotó al puntero de la B Metro, Colegiales.

Aunque parece imposible, todavía quedan cinco fechas para ilusionarse, tras el envión que recibió el Gallo al avanzar en la Copa Argentina ante Aldosivi.

El equipo de Otta hoy tuvo reacción y creación. Pero también fallas insólitas. Antes del minuto de juego, ya perdía por el gol de Ricardo Segundo, que definió abajo del arco.

Morón sufrió mucho en defensa. A los 10 también mostró poder de fuego machacando sobre el área visitante: lo empató Mendieta, que se va en junio.

Segundo repitió a los 27, con un centro frontal que le cayó en la cabeza para definir ante la salida del arquero. Vuelta a empezar en una cancha con poco público: sólo los socios estaban habilitados.

Morón fue con todo a buscar el empate, que llegó tras varias jugadas y centros cruzados que a los 32′ definió Javier Rossi.

Era de ida y vuelta, pero San Telmo erró un penal y además terminó el primer tiempo con 10, por la roja directa que vio Nahuel Oviedo por juego brusco.

Las cifras definitivas llegaron a los 53′, por otro cabezazo de Rossi, que conectó un corner desde la izquierda.

Con el triunfo el Gallo vuelve a creer un poco, aunque tiene que ganar todo y esperar que los cuatro de arriba se caigan antes de la 19° fecha.

Pero matemáticamente la chance está, ya que está a 9 puntos de la cima, sobre 15 en juego: 18 para un Gallo que todavía debe el match ante Español.