Un pelotón de funcionarios sabbatellistas se pasó al Posadas luego de perder las elecciones

Impulsor hoy de las protestas en el Hospital Posadas, el sabbatellismo logró ocultar allí a una parte de la planta política que debía abondar sus funciones luego de la derrota electoral de octubre en Morón. Unos 40 funcionarios de la gestión de Ghi se pasaron al nosocomio entre octubre y diciembre.

La huída de funcionarios y militantes quedó en evidencia al cruzar la plantilla municipal de septiembre con los 1200 telegramas de despido que ordenó el nuevo directorio del Posadas, aunque finalmente sólo concretó 640. Como la gestión no sabía distinguir entre unos y otros, pagaron justos y pecadores por igual.

Es que en el último año, sólo desde el Municipio de Morón llegaron al Posadas 131 trabajadores; 94 después de la derrota electoral K. En total, en la nómina hubo 40 funcionarios, entre secretarios, subsecretarios, directores de área y coordinadores. Eso, sin contar a los funcionarios de Morón y el AFSCA que fueron al hospital nacional como parte del gabinete de la intervención que entre abril y diciembre llevó adelante Martín Latorraca.

El ex interventor fue denunciado, además, por invertir 621 mil pesos para el último acto de Cristina Kirchner. «La causa tiene altísimas probabilidades de terminar con la imputación a Latorraca y a Natalia Gata Castell (administradora) por malversación o por administración fraudulenta, según lo viesto en las actuaciones del Juzgado Federal 3 de Morón», aseguró un vocero del Hospital.

Algunos sospechan que la transfusión de trabajadores al Posadas habría buscado esconder a la militancia y tener más fuerza en el reclamo por los despidos. Hubo, en el camino, varias enfermeras que eran estables del sistema sanitario de Morón y se pasaron después de octubre junto a un gran número de funcionarios y empleados temporarios.

Entre los nombres que volaron al Posadas sobresalen los ex secretarios de Transparencia Institucional, Juan Le Bas; y de Planificación Estratégica, Gustavo Mosquera.

Pero también se destacan los ex directores de Cultura Daniel Zaballa y Daniel Dibiase, la ex subsecretaria de Desarrollo Social Perla Fernández, la ex subsecretaria de Prensa Florencia Chercover y los ex directores de Jefatura de Gabinete Darío Tugender y Gonzalo Zurano, hijo del ex  funcionario de morón y la AFSCA Sergío Zurano y quien llevaba la agenda de Hernán Sabbatella durante la campaña (aún hoy lo hace en el HCD).

 

Más información en edición impresa: bajar PDF en portal