Deportivo Morón: APREVIDE pidió identificar a los barras y suspendió el partido del domingo

Luego del apriete al goleador de Morón por reclamos salariales, Deportivo Morón vive otro convulsionado día. El equipo se entrena con custodia, pero sin Javier Rossi, quien no volvería más al club. Además, Edenor cortó el suministro eléctrico al estadio. APREVIDE suspendió el partido del domingo.

El presidente, Pablo Sauro, es esforzó en explicar por los medios que no debe 6 meses de salarios, pero el club está en falta no sólo con el plantel, sino con sus empleados. Es el último reducto de poder que le queda al sabbatellismo, que apuesta por la reelección tras la salida de Diego Spina en diciembre.

Por eso en el oficialismo se deslindan de los aprietes, pero tampoco hacen la denuncia. «La tienen que hacer los jugadores», explicó Sauro, quien ayer reunió cerca de 200 mil pesos para entregar al plantel.

El 5 de junio habrá elecciones. Ayer todos los candidatos estaban en asamblea cuando la barra ingresó al vestuario y le apoyó un arma al goleador.

«Nos encontrabamos azorados como los postulantes», comentó ayer Alberto Meyer, quien se preguntó «cómo harán para seguir gobernando si no pueden cumplir con el actual mandato».

«En qué se apoyan mágicamente para ofrecer un proyecto sustentable si momento a momento se ve como el Deportivo Morón se va envolviendo en llamas2, agregó.

El martes por la noche, «los miembros de la Comisión Directiva junto a integrantes de mi Agrupación nos hemos quedado hasta muy tarde juntando la suma de 180 mil pesos que hoy fueron entregados al plantel. Estos 180 mil pesos se suman a los 248 mil que les dimos la semana pasada y que a su vez se suman a los 150 mil del miércoles anterior», comunicó la CD.

«Se nos hace muy difícil el día a día en el club en materia de ingreso económico. Así y todo, ponemos denodados esfuerzos en tratar de sacar a Deportivo Morón a flote y estoy convencido de que estamos en el camino adecuado. Aunque hechos como los de hoy no hacen más que perjudicar nuestro esfuerzo. Por eso enfatizo el apoyo al plantel completo y en especial a Javier Rossi por el momento espantoso que tuvieron que vivir”, declaró Sauro.

El año pasado, la CD también se deslindó de la guerra de la barra, luego de que fuera asesinado uno de sus líderes. Tampoco se puede olvidar que se la utilizó para sostener la visita de Cristina Kirchner en la inauguración del estadio. Ni que fue ganando terreno en el negocio de los trapitos en Morón. O que se los utilizó como fuerza de choque en el Hospital Posadas.

Como en los noventa, la política llegó como salvadora y terminó por sumergir al club en un torbellino, que se escondía detrás de un gran proyecto como  fue el traslado del estadio. En las últimas semanas intentaron despegar a Sauro del sabbatellismo, pero lleva a uno de sus dirigentes en la lista.

Esta mañana, cuando se conoció que Edenor cortaba el servicio eléctrico en el Estadio, el tuitter del sabbatellista Diario de Morón utilizó el hashtag #vanportodo. Para la militancia K es una guerra por su último reducto. El gobierno de Cambiemos lo miran de afuera, pero con suma atención.

Con nombre y apellido

El titular del APREVIDE, Juan Manuel Lognes, se reunió con los jugadores y se puso «a disposición».

«La pasaron mal y estamos para combatir a los barras. Le dijimos a los jugadores de Morón que sabemos de sus dificultades para dar nombres y apellidos. Pero que nos hagan llegan de la manera más conveniente sus nombres y nosotros nos vamos a encargar de llevarlos a la Justicia y a sacarlos de la cancha», dijo este mediodía al canal TyC Spots.

«Sauro pasó por la comisaría y no aportó ningún dato. Acabar con los barras requiere del esfuerzo de todos», aseguró el funcionario provincial.

«Debe haber un cambio. No puede ser que alguien vaya a laburar y no pueda tener protección. Hemos suspendido el partido con Acassuso. Los jugadores no están en condiciones. Ayer quedaron muertos de miedo y sin saber para adónde agarrar. Nosotros vamos a hacer todo lo posible para sacar a estas mafias. Seguro alguno tiene el dato de los barras que estamos buscando. Que se comuniquen con nosotros», pidió Lugones.