Investigan ola de secuestros en GBA y Zona Oeste: Osvaldo Mércuri fue víctima en Morón

La diputada bonaerense de Cambiemos María Elena Torresi y el legislador Parlasur e histórico dirigente peronista Osvaldo Mércuri fueron secuestrados la semana pasada en Morón y liberados poco después en Lomas de Zamora. El hecho trascendió recién después de una serie de allanamientos.

La pareja peronista fue abordada por al menos cuatro delincuentes cuando se movilizaban en su auto tras una cena familiar. En el vehículo iban también Juan Manuel Mércuri y su esposa. Fue el hijo el encargado de negociar y pagar el dinero para la liberación.

El hecho se conoce en medio de una serie de secuestros exprés en el Conurbano y en la Zona Oeste. Ayer, por orden del juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, se realizaron 18 allanamientos en el marco de una investigación por varios secuestros extorsivos cometidos en esa zona, que en algunos casos tendrían conexiones con personal policial perteneciente a la Bonaerense y a la Metropolitana. En el año hubo más de 100 raptos.

En un lapso de 36 horas, se produjeron tres secuestros extorsivos en la zona. El primero tuvo como víctima a un comerciante textil de 53 años que fue raptado cuando llegaba a su casa en Parque Leloir, partido de Ituzaingó. Lo liberaron sano y salvo tras el cobro de unos $ 10.000 de rescate en la Autopista del Oeste.

En tanto, una mujer también fue raptada el martes en la zona céntrica de Morón, cuando manejaba su auto, por una camioneta con al menos tres hombres armados. No descartan que haya sido la misma banda que capturó al empresario textil. La soltaron en Merlo.

Además, se registró otro episodio en la localidad de Temperley, partido de Lomas de Zamora, fueron secuestrados un escribano, de 77 años, y su esposa.

Ayer, en el marco de los allanamientos, personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Almirante Brown y del Grupo Halcón ingresó a una vivienda de Monte Grande.

Al entrar al inmueble, un joven que estaba con su esposa y su hijo de dos años supuestamente atacó a balazos a los efectivos, quienes repelieron la agresión, por lo que se originó un tiroteo. El propietario de la casa recibió al menos un disparo que le causó la muerte en el lugar, mientras que los policías resultaron ilesos.

Según las fuentes, el personal constató minutos después que se trataba de un efectivo de la Policía Metropolitana, identificado como Cristian Silva (25), quien hacía tres meses que había ingresado a esa fuerza. El cuerpo fue trasladado a una morgue para que se realice la autopsia y de esa manera determinar las causas de la muerte.