Zabaleta suma patrulleros en Hurlingham y en Ituzaingó desplazan al jefe de la Policía Local

El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, entregó 6 nuevos patrulleros a la fuerza, en un acto que contó con la presencia de su colega Alberto Descalzo. En Ituzaingó, el hijo del jefe comunal salió en defensa del desplazado jefe de la Policía Local, en medio de una ola de secuestros expres.

El acto de hoy se realizó en la Plaza Urquiza de William Morris con la presencia de funcionarios, referentes de Centros de Jubilados y vecinos del lugar.

“Cuando comenzamos la gestión había solamente 14 patrulleros en la calle y hoy tenemos 28. Ayer hicimos la apertura de sobres de la licitación pública para adquirir 20 más. A partir de agosto, vamos a tener más de 50 patrulleros y van a estar en la calle 120 agentes más de la Policía Local; además, se están instalando más de 70 cámaras nuevas y va a haber 30 motos para armar un cuerpo de la Policía Local”, detalló el intendente Zabaleta.

La presencia de Descalzo, según se explicó, tuvo que ver con empezar «a trabajar en forma conjunta para construir una posta policial con cámaras e identificador de patentes en el límite entre Hurlingham e Ituzaingó, lo que permitirá controlar los accesos y egresos de los distritos».

Esta semana, después de los secuestros en Parque Leloir, el jefe de la Policía Local de Ituzaingó, Jorge Castillo, fue desplazado por el Ministerio de Seguridad. El reemplazado por el comisario Leandro Maidán, quien proviene de Esteban Echeverría

«Esto viola el convenio firmado con el Ministerio. La Policía está en todo su derecho de darse sus propios mandos, pero nunca nos informaron que se iba a desplazar al jefe de la Policía Local que es un funcionario que al municipio le dio resultados exitosos», manifestó al portal de Primer Plano el presidente del HCD local, Pablo Descalzo, quien pidió una reunión en el Ministerio para ponerse al tanto de los motivos de ese desplazamiento.

En marzo, el ex comisario de San Alberto había dicho a los vecinos de Leloir que se necesitaban 600 mil pesos para reparar 20 móviles que estaban fuera de servicio por falta de presupuesto. «Ni siquiera contamos con caja chica”, había dicho durante una marcha a la Delegación de Udaondo.

En mayo la Provincia bajó al distrito unos 5 millones de pesos para ser utilizados en partidas de Seguridad e Infraestructura, tal como se acordó con las comunas para aprobar el endeudamiento externo.