Ecotrans dejará de circular a fin de mes y los delegados piden garantías para los trabajadores

La empresa Econtrans dejará de circular a fin de mes, confirmó hoy uno de sus delegados, quien inclusive reconoció serios problemas para que puedan sacar colectivos a la calle. El cuerpo de delegados ahora pide garantías por los puestos de trabajo y el nivel de inversión ante el inminente traspaso.

Luego de la reunión de ayer en la Secretaría de Transporte, el delegado de Ecotrans Carlos Pacheco confió esta mañana al programa «Punto de Encuentro» que la pelea ya no es en contra del «desguace» de la concursada empresa del Grupo Cirigliano, sino por la salud del los puestos de trabajo y el servicio que brindan sus ramales. La compañía maneja las líneas 136, 163, 153, 253, 503, 317, 635 y 321, del oeste del GBA y Capital Federal.

Ayer, por segunda vez, los empleados habían cortado una autopista. Y por tercera vez eran recibidos en Transporte, con otras partes involucradas. Hasta el corte de la General Paz, el reclamo era contra la división de la empresa, lo que implicaría también la fractura del cuerpo de delegados clasistas.

La semana pasada un trabajador  denunció que a su hijo lo echaron de transporte Metropolitana (en Merlo) porque «tu padre es delegado de Ecotrans».

A diferencia de otras ocasiones, la conversación avanzó. Delegados aceptaron la división y el Gobierno algunas condiciones que pidieron como «salida».

En principio, los delegados quisieron ser recibidos por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, quien se excusó por problemas personales, pero los podría convocar en los próximos días, antes del 23 de junio, cuando volverán a reunirse las partes para diagramar el traspaso de todo el personal.

El desguace de Ecotrans había sido antes acordado por la UTA entre otras empresas como Metropolitana, Ersa y La Cabaña. Por lo cual los dueños de la Ecotrans recibirían un alquiler mensual de un millón de pesos durante 60 meses, a depositar en la cuenta del juzgado federal que entiende en la convocatoria de acreedores. A su vez, los Cirigliano recibirán otros $60 millones por el término de un año, por el uso de las instalaciones.

Pacheco bajó las demandas a la realidad hoy: «Como primer punto tiene que estar la garantía de todos los puestos y cómo se van a incorporar nuevas unidades. También una mesa de seguimiento entre Trabajo, Secretaría, UTA y el cuerpo de delegados, para que se cumpla el acuerdo», apuntó.

A su vez, reconoció que hasta ayer «no teníamos ninguna expectativa, pero hoy es otra la apreciación». Según parece, hay intención de «consensuar».

«Se presenta un nuevo escenario. Vamos a ver si hay predisposición o no. No pedimos nada fuera de lugar. Si no va a quedar de manifiesto que buscaba sanear la empresa dejando 400 empleados afuera», apuntó Pacheco.

Una de las dudas no salvadas por los delegados es que hay en el plan de salvataje «empresas que están concursadas o son satélites de otras como la Metropol y a partir del 1° se harían cargo, por lo cual queremos precisiones: El listado de personal, la cantidad de unidades, el servicio, la frecuencia, como para dar un servicio como se merece el usuario. No dejar librado a que mañana vengan a hacer lo que han hecho con esta y otras empresas».

«Queremos saber cómo se van a repartir las unidades 350. La garantía del personal, con todos los sectores», especificó Pacheco. Tampoco está claro si habrá más subsidios del Estado. «Ayer era Cirigliano el beneficiado -recordó-. No queremos otro que venga a favorecerse con posiciones monopólicas».

La situación es tan precaria que el funcionamiento de la empresa ya está en riesgo. «Vamos a tratar de seguir, con muchas dificultades, para llegar al primero. Pero hace dos días no pudimos salir porque no había gasoil. Es lo que también planteamos ayer», contó Pacho en FM La Siglo de Moron.