Elevan a juicio oral el caso de la picada mortal en Haedo, que dejara dos muertos y 6 heridos

La Sala 1 de la Cámara Penal del Departamento Judicial de Morón elevó a juicio oral la causa contra Diego Cuevas, el conductor que atropellara a un grupo de jóvenes la mañana del 5 de abril de 2015, sobre la avenida Rivadavia, cuando volvía de la estación de Ramos Mejía en dirección a Haedo.

El acusado pasó unos días en libertad por orden del juez de Garantías Humberto Meade, pero la Cámara, como preventiva, le dictó luego prisión domiciliaria.

Lautaro Juárez y José Manuel Lastra, ambos de 16 años, fueron embestidos violentamente cuando caminaban entre la avenida y el paredón del tren Sarmiento junto a un grupo de amigos, los cuales recibieron lesiones de distinta gravedad. Uno de ellos había sido internado con secuelas permanentes.

El fallo lleva las firmas de los jueces Fernando Bellido y Diego Grau. El fiscal Alejandro Jons había elevado la causa, aunque la abogada defensora apeló esa decisión, por lo que el expediente recayó en manos de los camaristas, que ahora hicieron lugar al dictamen de instrucción penal.

Los camaristas notificaron a los particulares damnificados Luis Rappazzo y Diego Dieguez Ontiveros, a la defensa de Cuevas y al Juzgado de Meade.

Próximamente, se llevará a cabo el sorteo para determinar cuál será el Tribunal Oral en lo Criminal donde será juzgado Cuevas, un joven de 20 años que está acusado de cometer un doble homicidio mientras conducía un Nissan Tiida a 127 kilómetros por hora.

El conductor  también atropelló y causó heridas a otras seis personas: Adrián Welsch (23), Orlando Rodríguez (17), los hermanos Daiana (21) y Cristian Vergara (27), Lautaro Cavs (17) y Esteban Vergara (17).

Las familias de las víctimas adelantaron que pedirán una condena ejemplar en el debate oral. «Estamos pidiendo que al asesino de mi hijo y mi sobrino lo condenen a 25 años de cárcel, que es la pena máxima que le corresponde por el delito que cometió», afirmó María Angélica, madre de Lautaro.

0008227748

 

Fuente: Popular