En una desinflada Plaza del Pueblo, Sabbatella apuntó al macrismo por el atentado a su local

Al frente de una nueva «Plaza del Pueblo», Martín Sabbatella acusó desde La Plata que el dueño del arma que habría disparado contra un local del Nuevo Encuentro, en marzo, fue aportante a la campaña del PRO el año pasado. Distinguió el «proyecto», de los «uno, dos o tres corruptos» del ex Gobierno.

«Las pericias balísticas confirmaron la compatibilidad entre los proyectiles que hirieron a dos mujeres y un revolver calibre 32 secuestrado en un departamento del piso 12 de la torre Los Tilos (Gurruchaga 274). El titular del arma y dueño de la propiedad es Alejandro Fabián Sidero, un técnico informático de 47 años que viajó a Estados Unidos después del atentado y no volvió», contó Gabriela Cerruti en el portal militante Nuestra Voces.

Según el documento aportado por Nuevo Encuentro, Sidero aportó la suma simbólica de 50 pesos a la campaña del PRO en Capital. «Ahora se entiende porque la Metropolitana era renuente a avanzar con la investigación», aseguró Sabbatella, a quien el Gobierno ofreció su apoyo tras el atentado.

«La derecha no entiende porque nosotros nos seguimos juntando, porque a pesar de todos los golpes no bajamos los brazos” afirmó ayer en La Plata. Fue el Parque Saavedra, ante unas 500 personas, incluidos un par de concejales locales. Una repercusión que dista mucho de las de meses atrás.

«No vamos a aceptar que por uno, dos, tres chorros se vayan a llevar este proyecto», aseguró. «Este proyecto no es López. Pongo las manos en el fuego por Cristina», se empoderó. «Cuando atacan el legado y la memoria de estos doce años, lo hacen por un espíritu de revancha, porque están en contra de la ampliación de derechos que cuestionó sus privilegios», afirmó el ex funcionario K, quien está jugado y depende de un regreso de La Jefa.

«Tenemos que salir a encontrarnos con todos y todas, en los barrios, tenemos que juntarnos y construir de nuevo, para ganar en 2017 y 2019», arengó el ex compañero de fórmula de Aníbal Fernández, acaso el mayor responsable del triunfo de María Eugenia Vidal, ante una plaza medio vacía.