El Ministerio desafectó a 4 policías más, tras los incidentes frente al Circo Royal en Ituzaingó

La Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense separó de sus cargos a cuatro jefes policiales por su actuación durante los incidentes del jueves sobre la avenida Ratti en Ituzaingó. Además, se confirmó por qué se investiga a un comisario propuesto por el intendente.

El escándalo frente al circo Royal, que fue blanco de acusaciones sobre presuntos casos de secuestros de menores, tiene olor a operación y las sospechas se dirigen a una interna policial, como a sectores que ya no cuentan con el financiamiento de un gobierno municipal que se quedó sin recursos.

Los incidentes estuvieron precedidos por una puja por el control de la Policía Local, que Descalzo dejó sin patrullas luego de que separaran a su jefe, el ex comisario de San Alberto Jorge Castillo, a quien Asuntos Internos investiga por el presunto cobro de custodias, un negocio común en la Bonaerense pero que en este caso sería absolutamente espurio. El caso saltó como consecuencia de un robo comando al empresario Alberto Traverso.

En el asalto también fueron víctimas dos p0licías locales que lo habrían custodiado. Esto que era un rumor lo confirmó la Provincia ayer y es entendible que los concejales de Cambiemos no abrieran la boca: Traverso es nada menos que el suegro del presidente de ese bloque, Sergio Crego.

Ya tenía suficientes caballos de troya el macrismo de Ituzaingó con la (ex) conducción de Osvaldo Marasco, dueño del predio donde alquilaba el circo.

La crisis policial y política continuaría esta semana: La Provincia no le aceptó la devolución de las patrullas a Descalzo, que intentó aclarar sin certezas la situación mediante un comunicado y con publicidad en medios nacionales. Reconoció un tema que sólo lo habían tocado «los medios locales».

Sin respuestas lógicas, el subsecretario de Seguridad municipal, Hugo Rojas, firmante de la carta que renunció al convenio de la UPL, se topó el jueves con una violenta manifestación, denuncias de robo de chicos, falta de patrullas y luminarias, y demás responsabilidades compartidas con Provincia.

La represión a la revuelta vendida como popular, pero que escondía a ex cooperativistas y barras del Club Ituzaingó (cuatro identificados en la Comisaría 1°) mostró las carencias de la Bonaerenses. Por eso el ministro Cristian Ritondo profundizó las medidas disciplinarias contra agentes locales.

Fueron desafectados el jefe distrital de Ituzaingó, comisario inspector Hugo Gramajo; el del comando de patrulla, comisario Martín Verduri; y los titulares de las comisarias 1°, comisario Rubén Batallán; y 2°, subcomisario Leandro Almeida, quienes salieron por TV tirando piedras a los violentos.

Por los incidentes, tres policías resultaron heridos y ocho manifestantes aprehendidos. El jueves por la noche el circo, que había sido robado, se marchó.

circoom