Un video bizarro tomado en el Salón Municipal le trajo otro fuerte dolor de cabeza a Tagliaferro

Un «Vino de Honor» que esperaba la llegada del Bicentenario de la Independencia terminó por escandalizar a la oposición cuando se viralizó un video en el que funcionarios del Municipio de Morón, incluido su intendente, bailaban al ritmo de la cumbia. Lo tomó un empleado y se lo pasó al sabbatellismo.

La imagen es fácil de vender, por lo bizarro de la situación. En la oposición rápidamente salieron a pedir explicaciones. Y el FPV directamente armó un pedido de informes. En el oficialismo minimizaron la situación, por  considerarla naif, aunque la autocrítica se debatía con la bronca por la difusión que tomó «un error de 10 minutos», en tiempos en el que el propio gobierno municipal se queja por los «infiltrados» que tiene en todas las órbitas.

Llaman así a los militantes del sabbatellismo. En el Municipio, por ejemplo, todavía trabajan (son permanentes) la mujer del ex secretario de Planificación y actual concejal K de Ituzaingó Daniel Larrache; como también la del jefe de comunicación de Nuevo Encuentro, Fernando Torrillate. A esta última la vieron incluso el viernes en el palacio central, cuando se desempeña en el área de Cultura. Aunque en rigor nadie la conocía.

El propio Torrilate salió a desmentir esa información: «Esa noche estábamos cenando a 8km de ahí. Mi mujer no tuvo nada que ver ni con eso del video, ni tiene problemas dentro del área que trabaja. Ha tenido siempre un desempeño impecable», sostuvo a este portal.

«Estos errores no pueden pasar» a «No hicimos nada malo», hay una gran diferencia, pero ambas voces se escucharon el lunes en los pasillos del palacio y del HCD. A propósito, en ese mismo momento, concejales macristas y kirchneristas firmaban la salida del secretario del Concejo Rodrigo Maccia, quien responde a la jefa de bloque de Cambiemos, Analía Zappulla. Ella, con reflejos, no estuvo en el «Vino», como tampoco Maccia.

Por ahora nadie salió a explicar esa movida, pero sí corrió el rumor de que el sabbatellismo negoció la salida del video antes de finalmente hacerlo público. La corrida de Maccia tiene aroma a moneda de cambio. Pero podría ser un tema interno. El reemplazante, que se sabrá esta tarde, sería del macrismo, que cerró filas en torno al discurso que bajó del Ejecutivo por el uso del Salón. «Cómo molesta que seamos honestos», posteó ayer el marido de Zappulla y funcionario del Ministerio de Seguridad, Martín Culatto, mientras subía fotos de la campaña a intendente por Tagliaferro.

Por lo pronto, el jefe de bloque FPV, Hernán Sabbatella, consideró que el Salón Municipal se utilizó «para una fiesta privada del intendente Tagliaferro y sus funcionarios».

En tanto, el Frente Renovador, aliado del gobierno local en cuestiones claves, mostró su «sorpresa». «Esa es la sensación que causó la difusión de un video que mostraba el desarrollo de una fiesta privada organizada por el intendente municipal Ramiro Tagliaferro y sus colaboradores», comunicó.

Para esa bancada el uso del lugar fue «inapropiado».

Pero además sostuvo que «es una grave falta a la Ley Orgánica de Municipalidades y un incumplimiento a sus deberes de funcionario público que el Intendente y sus secretarios utilicen las instalaciones municipales para llevar a cabo una fiesta privada, más allá de que se haya realizado en el marco de las celebraciones por el bicentenario de la declaración de la independencia».

Hasta el GEN repudió la gala en el Salón. En principio, en el Gobierno optaron por no dar declaraciones. Pero hicieron trascender que hubo unos 150 invitados, todos funcionarios, más algunos concejales, entre ellos la presidenta del HCD, Natalin Faravelli.

«Fue una celebración de víspera del Bicentenario, no una fiesta privada», se explicó. «Hubo un par de artistas y alguien a la medianoche conectó un celular a un parlante y pasó un poco de música, nada más». La autocrítica de quienes no la vieron venir chocaba ayer con la bronca. «El sabbatellismo mandó un empleado a filmar eso y tardó dos días en darlo a conocer. Por qué será. Nosotros no tenemos nada que esconder. Ellos hacían fiestas, encontramos hasta botellas de wisky (en todo caso nunca dejaron registros, todo se esfuma en «mitos») y dejaron un municipio desvastado».

No tardó mucho en viralizarse el video. Lo publicó un portal del aparato de prensa de Nuevo Encuentro, corrió por las redes y apareció en C5N en horas. La historia pasó de castaño a oscuro cuando la oposición decidió ayer llevar el tema al recinto.

Vino de Honor en el Salón Mariano Moreno

Vino de Honor en el Salón Mariano Moreno