Nuevo Encuentro admitió una discusión en su centro cultural pero asegura que se «tergiversó»

Nuevo Encuentro salió a desmentir  «supuestos hechos de violencia en los que estuviera involucrada la hija del conductor de nuestro espacio, Martín Sabbatella». Fue después de que ayer un fotógrafo hiciera pública una denuncia en la que cuenta que fue corrido a los golpes de un centro cultural.

«La reciente difamación pública se enmarca en la política persecutoria y estigmatizante que lleva adelante la derecha contra los movimientos populares y el Kirchnerismo en particular», sostiene un comunicado enviado por el N.E. a este portal. Ayer, un joven de 23 años, músico y editor audiovisual, subió un video a Youtube titulado «denuncia a Camila Sabbatella y militantes de Nuevo Encuentro». Hoy tenía más de 1.300 reproducciones.

El video apareció una semana después de que se divulgara el baile en el palacio municipal de Morón, que ocasionó un pedido de interpelación al intendente Ramiro Tagliaferro. No obstante, la denuncia se conoció hace un par de semanas. Se presentó en Comisaría, pero no habría llegado a Fiscalía.

El denunciante, Carlos Ruiz Monasterio, contó que estuvo involucrado con actividades político culturales del sabbatellismo, y que tuvo un breve paso en la gestión Tagliaferro. Pasó por algunas sesiones del Concejo Deliberante y por eso lo sacaron del Centro Cultural La Bartolina, cuando fue reconocido por la militancia. Según el relato del joven, había ingresado con un amigo a ver una banda. El sabbatellismo admite que hubo una discusión en la madrugada del viernes 17 de junio. Ruiz asegura que le exigieron entregar su teléfono celular por si les había sacado fotos o filmado.

El comunicado de prensa Nuevo Encuentro señala que hay «portales creados al solo efector de desprestigiar a las personas que pensamos distinto».

En efecto, han aparecido nuevos medios digitales destinados a competir con los del sabbatellismo, que sabe de jugar sucio y de victimizarse a su vez.

«El único hecho discordante con la sana convivencia democrática que fue malintencionadamente tergiversado por estos portales ocurrió el jueves 16 de junio cuando, en el marco de una actividad política de nuestro partido en el interior de nuestro centro cultural, se detectó que un empleado de la actual administración municipal se encontraba filmando la actividad política y fue invitado a dejar el lugar», respondió el sabbatellismo a la denuncia.

El partido destacó que «en ningún momento intervino personal policial», lo cual nunca estuvo en discusión. Pero también corrige: «El ahora supuestamente denunciante se quedó hasta finalizado el evento y tampoco consta la radicación de denuncia en la Fiscalía de Morón en esa fecha».

«O la denuncia fue armada con la complicidad del personal policial o se trata de un mero relato inventado para seguir ensuciando a los militantes políticos que ejercemos nuestro derecho a hacer política en el marco de la vida democrática», agregó en la réplica.