Ákerman juega su última carta para Morón

El goleador histórico del Deportivo Morón, Damián Ákerman, regresó a su casa, luego de desvincularse de Tristán Suárez. El delantero, que llegó por primera vez en 2005, puso la firma ayer a la tarde, a los 36 años, con el deseo de ascender y retirarse en el club. El Gallo sigue su preparación.

Aunque el club está endeudado, Alberto Meyer, prometió tras su vuelta a la presidencia mantener un equipo competitivo. Y para eso trajo a un viejo aliado del club y del gol (144 con la camiseta blanca y roja). Damián no tuvo un buen paso por la B Nacional y viene de hacer 7 goles en Tristán.

 

«A un año y medio de haberme ido estoy muy contento de estar en un club que es como mi casa», sostuvo ayer el goleador, que dijo estar «bien físicamente». «Estamos para sumar, como siempre. El día que no esté bien, dejaré el fútbol. Hay gente que me quiere, otra que no, pero acá estamos».

«Más allá de haber conseguido algunos logros personales. Lo que quiero es el campeonato. Ojalá que lo pueda conseguir y retirar tranquilo del fútbol», apuntó.

Amistosos

En tanto, en la mañana de este miércoles y como parte de la última etapa de preparación para el próximo torneo de la Primera “B”, Morón afrontó su primer ensayo futbolístico de pretemporada, frente a Ferrocarril Midland, en el Nuevo Francisco Urbano.

En dos cotejos de una hora de duración, divididos en dos tiempos de treinta minutos cada uno, a primer turno se enfrentaron los elencos titulares del Gallo y el “Funebrero” de Libertad, con triunfo final de los dirigidos por Walter Nicolás Otta, por uno a cero, con gol de Juan Gabriel Ferreira, a los trece minutos de la primera etapa.

En ese encuentro inicial, el Deportivo Morón alineó a: Milton Alvarez; Juan Gabriel Ferreira, Franco Racca, Emiliano Mayola, Nicolás Minici; Leandro Guzmán, Damián Toledo, Emmanuel Giménez, Rodrigo Díaz; Gerardo Martínez; Javier Rossi.

 

2-615x400

Fuente: Prensa Morón