Investigan quién autorizó charla de militante del neonazi Biondini en una escuela de Morón

La charla que ofreció una dirigente del partido Bandera Vecinal en una escuela secundaria de Morón disparó otra polémica, no sólo por quién autorizó ese encuentro, sino por los intereses que representa esta fuerza que se referencia en un líder que fuera proscripto en los ’90 por neonazi.

La noticia se conoció cuando, esta semana, el bloque del FPV firmó un pedido de informes y denunció la “charla neonazi” adentro de una escuela. En Cambiemos sospechan de otra operación mediática: Es que el año pasado el sabbatellismo sumó a la campaña a una agrupación vecinal aliada a Alejandro Biondini, fundador del partido “Nuevo Triunfo” en los ’90 y actual presidente de la ultra nacionalista Bandera Vecinal.

Biondini pertenecía al ala más conservadora del peronismo: así se enfrentó a Montoneros; luego fue elegido, en 1981, como secretario general de la Juventud Peronista por la Capital Federal. Y finalmente se abrió del PJ tradicional. Fundó el Partido Nacionalista, apoyó a los carapintadas, se sumó más adelante al MODIN de Aldo Rico.

Fue proscripto por Nuevo Triunfo, pero eso no le impidió ser candidato a presidente en 2003 y a diputado nacional en 2015.

La charla fue publicitada por la “Casa Patria”, el “centro de difusión” de Bandera Vecinal, fuerza que pudo romper el cerco porteño y fuera habilitada a competir en Provincia el año pasado.

Según su propia página digital, la Licenciada Ana Graziano, docente de la Casa y secretaria del BV, ofreció “a principio del mes pasado” el mes pasado a un curso de adicciones en la ESB 38 de El Palomar. Pero otras fuentes aseguran que en rigor fue en la ES 29 de Castelar Sur.

Las escuelas están en receso. Nadie atiende los teléfonos. Pero el Municipio y la Provincia se movieron para averiguar quién dejó entrar a Bandera Vecinal. Apuntarán al director del colegio, cuyo nombre este medio prefiere no revelar hasta tanto no esté seguro de que es el responsable.

El kirchnerismo se adelantó a toda investigación. “Le solicitamos al intendente que arbitre los medios para evitar la participación de esta agrupación política en las escuelas y que gestione un pedido de informe ante la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia sobre la charla que ya se realizó en una institución de El Palomar”, indicó Hernán Sabbatella.

En el Municipio no estaban “ni enterados”. Pero salieron a contestar fuerte: “Ni el Consejo Escolar de Morón, ni las autoridades
educativas provinciales, ni el Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires recibieron el pedido de autorización correspondiente para que se realice esta charla”, afirmó el martes la titular del Concejo Deliberante, Natalin Faravelli.

Por las dudas, aclaró que “el Municipio no tiene injerencia”. Pero además sostuvo que “los directivos de la ESB N° 38 tendrán
que dar las explicaciones”.

El miércoles, en tanto, en el municipio salían a aclarar que la charla había sido ofrecida en el edificio de la Escuela N° 50, donde funciona
una parte de la ESB N° 29. Antes las dudas de Un Medio confirmaron el dato. La investigación interna apunta a un directivo que habría sido asignado a la escuela el año pasado.

 

La necesidad hace al hereje

Aunque el sabbatellismo disparó la denuncia, el macrismo tiene motivos para  desconfiar: en septiembre de 2015 y en un intento desesperado por recuperar votos, Diego Spina hizo contacto con la agrupación Unión por Morón, que tenía a la abogada Viviana Rosetti y al periodista Mario Eggam entre sus referentes.

Esa fuerza se había sumado en mayo de 2015 a Bandera Vecinal (lo que se puede confirmar en “biondiniargentina.org”, página oficial de Biondini).

“Atrás de esto están los mismos que cierran acuerdos electoras con los representantes de la ultraderecha: Hernán Sabbatella y Diego Spina, que sumaron en su campaña a Viviana Rossetti, primera candidata a concejal por este frente cuyo apoderado es el hijo de Biondini”, indicó
Faravelli.

Rosetti siguió ligada al sabbatellismo aún después de las elecciones.

No obstante, el FPV se aprovechó de la polémica que despertó la presencia de integrantes de Bandera Vecinal en un encuentro de juventudes que se realizó nada menos que en la Casa Rosada, para asociar a los presuntos neonazis al macrismo (algo que los militantes K chorrean por las redes sociales).

Los seguidores de Biondini se consideran “nacionalistas” y niegan ser “neonazis”, aunque en sus propias publicaciones sostienen que los represores son “presos políticos”, pretenden que se regrese el servicio militar obligatorio y no distinguen entre héroes de Malvinas y los cara pintadas.

Sus vínculos con el PJ, partido de amplio espectro, es inocultable. El viernes 22 de julio en la “Casa Patria” se presentó el libro “Peronismo por sus protagonistas”.

El evento contó con viejos dirigentes del justicialismo, como el ex secretario de Justicia del menemismo César Árias.

Aunque el kirchnerismo se esfuerce en emparentar a Bandera Vecinal con el macrismo, la realidad está muy lejos de esta hipótesis. Es cierto que en la página oficial de BV Morón salieron a contestar la denuncia.

“Que manera de hablar burradas… estuve presente en la charla, me pareció muy bueno que la licenciada haya ido a hablar de esta problemática”, posteó una seguidora del partido, en alusión a la conferencia sobre adicciones que brindó Graziano.

La militante dio a entender también que la charla fue aprobada por el colegio. Es reveladora una foto en Facebook donde el propio director de la escuela presenta a Graziano.

Pero la página no tiene ninguna referencia favorable al macrismo. Es más, allí se publicita que Biondini hijo denunció a la Primera Dama por “regentear 200 talleres clandestinos”, y se cuestiona el tarifazo.

Bandera Vecinal tiene militancia en Morón, pero en otros distritos también. Tiene lazos con Ituzaingó. No sólo promociona sus actividades oficiales, sino que hasta participa. Entre sus posteos recientes se puede observar una foto de Oscar Vásquez, presidente del Centro de Veteranos de Malvinas Ituzaingó, junto a Juan Cruz Riva, de Bandera Vecinal Morón; y Héctor Nicolás Bernal, referente de la Juventud Nacionalista Darwin Passaponti (la misma que estuvo en la Casa Rosada). No hace falta recordar que el sabbatellismo forma parte hoy del gobierno de Descalzo.

 

bandera v sbb