Macri quiere convertir el INTA Castelar en un polo «científico, tecnológico y agroindustrial»

El presidente Mauricio Macri recorrió ayer las distintas unidades del Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias (CNIA) del INTA Castelar (en rigor ubicado en Villa Udaondo, Ituzanigó) donde se reunió con científicos, acompañado por el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile.

El mandatario se interiorizó sobre los desarrollos del Instituto y fue recibido por su presidente, Amadeo Nicora, quien junto a otros colaboradores expuso sobre el potencial de los emprendimientos tecnológicos y los proyectos de cooperación científico-técnica que llevan adelante.

Buryaile, al término de la visita, informó que Macri dijo a los investigadores que «confía plenamente en el esfuerzo que ellos hacen todos los días», y les aclaró que su visita «es un reconocimiento y un firme apoyo a cada uno de los científicos, técnicos y becarios que aplican todo su conocimiento para los argentinos».

El funcionario nacional explicó que durante la recorrida pudieron «mostrarle al Presidente algunas de las temáticas en las que trabaja INTA Castelar en sus laboratorios».

Además, sostuvo: «Todo lo que hace este Centro, que cuenta con cuatro laboratorios, en materia de biotecnología, virología, genómica, protecciones climáticas y trabajo público privado, se refleja en investigaciones de gran importancia».

Buryaile, además, sostuvo que «a partir de esta tarea se pueden lograr avances en diferentes líneas de investigación aplicables, no sólo al sector agropecuario, sino que, muchas veces, tienen alcance también en áreas como la medicina».

Durante la visita del jefe de Estado se evaluó el proyecto destinado a convertir a ese Instituto en un polo científico-tecnológico-agroindustrial y avanzar en el parque tecnológico nacional, se informó oficialmente.

En la sede del CNIA funciona el Centro de Investigación de Agroindustria integrado por los institutos de Ingeniería Rural y de Tecnología Alimentaria, dedicados al trabajo de experimentación para el desarrollo de productos con valor agregado a partir de la innovación.

Durante la visita presidencial, un grupo de empleados y trabajadores del Instituto protestaron con carteles y banderas que reclaman “El INTA no se vende” y “No al ajuste”.

La medida es una novedad. Parte de los terrenos fueron utilizados para el plan Procrear en Villa Udaondo y buena parte del Instituto fue desmantelado a nivel nacional durante la era K.