La Provincia se presentó ante la Corte por unos $300 mil millones del Fondo del Conurbano

El Fiscal de Estado de la Provincia, Hernán Gómez, presentó hoy ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación la demanda para actualizar en el orden de los 15 mil millones de pesos al año del Fondo del Conurbano, que la gobernadora María Eugenia Vidal reclama desde el inicio de su gestión.

Diferentes estimaciones técnicas dan cuenta de un reclamo de la provincia de Buenos Aries al Estado nacional y terceros interesados, las demás 22 provincias argentinas -con la sola excepción de la Ciudad de Buenos Aires- de unos 300.000 millones de pesos, cifra que dejó de percibir la provincia en los últimos 5 años.

El Fondo de Reparación Histórica del Conurbano se creó en 1992, a través de la Ley n° 24.073, por lo cual la Provincia percibía el 10% de lo recaudado por el impuesto a las Ganancias.

Pero en 1996, por medio de la Ley n° 24.621, se estableció para el tope de $ 650 millones anuales, que se mantiene desde esa época para el principal distrito de la República.

En la presentación realizada ante la Corte Suprema de Justicia, el Estado provincial pretende declarar inconstitucional el art. 104 inc. b) de la Ley de Impuesto a las Ganancias 20.628, en la parte que establece el tope.

La declaración de inconstitucionalidad permitiría a la provincia de Buenos Aires percibir el 10% de lo recaudado por el impuesto a las ganancias, sin el tope de $ 650 millones anuales.

Para dimensionar el alcance del reclamo, recordemos que por el impuesto a las ganancias se recaudó en el 2014 $ 263.880 millones (10 % $ 26.388 millones); en el año 2015 $ 381.463 millones (10 % $ 38.146 millones); y en el año 2016 se estima $ 482.000 millones (10 % $ 48.200 millones).

También la presentación incluye que se declaren inconstitucionales los incisos b) y d) del art. 104 de la Ley de Impuesto a las Ganancias n° 20.628, en la parte que excluyen a la Provincia de Buenos Aires.

Así se solicita la inclusión de Buenos Aires en el reparto del Fondo de Infraestructura Social, que se reparte en base al Índice de Necesidades Básicas Insatisfechas, por lo que el distrito deberá percibir un 35 % de un fondo que se conforma con el 4% del impuesto a las Ganancias.

También se pretende que Buenos Aires se incluya, al igual que las restantes 22 provincias para percibir el «excedente» previsto en la normativa, que según se estipula en la ley de coparticipación federal le correspondería el 21,5 %.

Por este concepto se estima que le corresponderían anualmente unos $ 15.000 millones.

La Gobernación solicita se condene a reintegrar a la Provincia  «las sumas no prescriptas» que dejó de percibir, con motivo de la normativa inconstitucional.

En el caso de la primera pretensión, según la presentación bonaerense, deberían reintegrársele las diferencias existentes, entre los $ 650 millones anuales que cobró cada año, y el 10% de lo recaudado por el impuesto a las ganancias.

En el caso de la segunda, deberían reintegrársele las sumas que dejó de percibir en el «excedente» y también en el 4%.

En ambos supuestos, en las mismas condiciones que las demás provincias, es decir conforme a sus propios porcentajes.

En ambos casos, se reclama desde el año 2011 en adelante, atento el plazo de prescripción de 5 años, computados desde la fecha de la demanda.

La presentación comprende la solicitud de una medida cautelar, para que cese mientras se sustancia el juicio el tope de $ 650 millones anuales.

De este modo, la Provincia de Buenos Aires podría ir cobrando el 10% de lo recaudado por el impuesto a las ganancias.

Además, también se solicita que mientras se sustancia el juicio, la provincia de Buenos Aires pueda ir cobrando, en las mismas condiciones que las demás provincias, su parte en el «excedente» y también el denominado Fondo de Infraestructura Social que, actualmente, se reparten las demás provincias.