Morón: Ex funcionaria denuncia «mafias y grupos políticos» detrás de protesta callejera

La abogada Sandra Yametti, secretaria de Gobierno durante la lucha por el levantamiento de la «Peatonal Sarmiento» en 2000, bancó la decisión del gobierno municipal de retirar a los puesteros que se habían adueñado de la estación de Morón. Sospecha de «mafias» y «grupos políticos que operan».

«En el 2000 pasó lo mismo», sostiene la ex candidata a concejal de Progresistas, que le puso el pecho al enfrentamiento con la asociación de vendedores callejeros en el primer año del gobierno de Martín Sabbatella. Paradójicamente, sospecha que un sector del kirchnerismo protege hoy la protesta en el área central. El FPV se ha mantenido públicamente al margen, pese a los cortes de calle que  durante cuatro días sacudió al área central.

«Hay un reclamo muy fuerte con mafias operando detrás, más algún grupo político queriendo sacar alguna ventaja. Son situaciones complejas de por medio, que se mezcla con el trabajo de la gente. Por eso algunos disfrazan los argumentos, pero se suman operaciones políticas  de quienes no muestran la mano, para perjudicar al gobierno de turno», sostuvo Yametti.

– El referente de los puesteros, Víctor Salinas, dicen que están hace 30 años ¿Es la misma gente la que reclama?

– Más allá del tema generacional hay lazos que están siempre: relación del fútbol, los barras, de la política, con hechos públicos de violencia donde se mezclan las cosas. Cuando te dicen que están hace tantos años, habla de él y de su grupo, no de otros. No es un lugar donde se satisface necesidades de gente sin trabajo. A su vez explotan a otra gente sin trabajo. Haber dejado la calle en manos de esta gente, tanto tiempo, es lo que agrava más la cosa. Por eso son un grupo tan cerrado. Mandemos a alguien a ponerse a vender zapatillas si están estos. No va a poder porque está coordinado.

– ¿No tendría que intervenir la Justicia?

– Tiene que intervenir. Obviamente se niegan a irse porque es un negocio redondo. Pero hay por lo menos un par de delitos federales de por medio, como la venta de mercadería ilegal. Además, ocupar el espacio público provoca grandes diferencias e injusticias con el comerciante, que en momentos como éstos hace un gran esfuerzo para manter el negocio abierto y pagar los sueldos. Tampoco se puede alentar esto desde el Gobierno.

«Este hombre no quiere irse porque es un negocio redondo, pero es absolutamente injusto. Hay negocios vacíos porque es muy difícil estar al día para el comercio. Si además se establecen personas a vender en su puerta es una locura. No se puede dejar pasar esto como en los últimos años hizo el FPV», apuntó Yametti.

La abogada y asesora parlamentaria dice que «en estas cosas siempre hay contacto con la política».

Y afirma: «Hay quiénes aportan al desorden. Son movidas complicadas y hay que tener la decisión política y resistirlo. El gobierno municipal ha ofrecido alternativas y el camino es ese. Una pena que no acompañen las otras fuerzas políticas. El Estado no puede perder el control de la vía pública. Y si hay algún trabajador que queda sin trabajo tiene también que ser contemplado y acompañado».

– ¿Cómo ves la situación económica (caldo de cultivo para este tipo de negocios) ?

Es compleja. Nos afecta a todos. Sabemos que esto no comenzó el 10 de diciembre. Se está tratando de reencausar situaciones. Espero que el Gobierno tenga más aciertos. Ha manejado muy mal el tema de las tarifas y eso complicó aún más la situación. Ojalá podamos salir de este momento.

12002904_1038218292885447_5878075637088162039_n