Los radicales pedían más participación y Vidal ordenó abrir el diálogo en el Foro Cambiemos

Luego de los cuestionamientos del radicalismo al rumbo y la conformación de los Gobiernos de Nación y Provincia, la gobernadora María Eugenia Vidal ordenó a su equipo convocar a una mesa de diálogo con intendentes y legisladores de los dos espacios para intentar bajar la tensión.

El encuentro se concretará esta tarde, desde las 18, en Capital Federal y contará con la presencia del ministro de Gobierno Federico Salvai, el secretario General de Gobierno, Fabián Perechodnik y el vicegobernador radical Daniel Salvador.

A la reunión se sumarán intendentes de la UCR, Miguel Gargaglione (San Cayetano), Franco Flexas (General Viamonte) y David Hirtz (Adolfo Alsina); y d el PRO, Jorge Macri (Vicente López), Néstor Grindetti (Lanús) y Ramiro Tagliaferro (Morón).

La idea es «encontrar un ámbito donde charlar» y definir «la marcha del Gobierno, la incorporación de actores a la coalición y las políticas públicas a implementar».

Desde la UCR aseguraron que «no había un espacio institucional donde hablar». La demanda es extensiva al propio distrito de Tagliaferro y de Vidal.

El jueves último, el vice 1° del Senado Bonaerense, Carlos Fernández, se quejó del «destrato» del PRO, durante una cena con referentes de la agrupación Frente Amplio Radical de Morón (Roque F.Sabbatella, Esteban Cipolini, Alberto Mario Fustinoni, Juan Almeida).

También asistieron radicales de La Matanza que piden la división del distrito, proyecto que el peronismo se niega a tratar, aún cuando el duhaldimo lo hizo en lugares claves en el ’94.

Fernández y Esteban Cipolini encabezaron una conferencia en el nuevo local partidario de 2da. Rivadavia al 19.800, en Castelar, y luego se dirigieron al Centro de Jubilados y pensionados del Partido de Morón, Bouchard 1640. El plan es «visibilizar» al partido de cara a la interna partidaria y a las primarias de agosto del año que viene. La idea es enfrentar al PRO, pero habrá que ver si logran ir en unidad o se vuelven a dividir.

«Queremos discutir el rumbo del Gobierno y quiénes ser incorporan al espacio. Hay diferencias entre una coalición de gobierno y una parlamentaria. Si no, tendrán que venir a discutir cada ley entonces. Que existan radicales no significa que la UCR sea gobierno», apuntó el senador.

En ese mismo sentido, Cipolini se quejó de no haber sido recibido por el intendente tras el triunfo del año pasado. No hay radicales en la mesa de Gabinete. Sin embargo, como ocurre en Provincia, se sumaron dirigentes provinientes del peronismo e incluso de otros distritos.

«En la campaña le propusimos a Tagliaferro armar una comisión donde participen los partidos de Cambiemos para discutir políticas públicas. En ese momento accedió, pero no pasó nada. Hoy en Morón gobierna el PRO. Tiene que quedar claro. Queremos que le vaya bien y fortalecerlo, pero en algunas cosas no estamoas de acuerdo y no somos consultados», indicó Esteban.

Y recordó que no hay diálogo desde diciembre: «El intendente no nos atendió más, el único que nos recibió fue el secretario de Gobierno, pero no tuvimos respuesta».

A pesar de las críticas los radicales están en el mismo barco. «La virtud es que se generó alternancia, era indiscutible. Estábamos con un gobierno hegemónico y autoritario. Pero ese objetivo ya se logró. Todos tenemos que cuidar Cambiemos para cambiarle la calidad de vida a la gente. Para ese aporte necesitamos una mesa de diálogo. No pretendo ser el furgón, sino parte del tren», afirmó Fernández.

El senador también aplaudió la pelea de Vidal por los fondos de la Provincia, ya sea la Coparticipación, como la actualización al Fondo del Conurbano.

«Si hay una decisión que celebro es el cambio de fondos que nos corresponden a los bonaerenses. Hay una devolución del 15% que iba a la ANSES cuando se prevatizaron las jubilaciones que ahora vuelve a las provincias.  Son puntos por año. Representa a res mil millones de pesos este año. El Fondo del GBA son 48 mil millones. La Provincia está claramente discriminada. Con un tercio de ese dinero tapamos el déficit», apuntó el legislador.

Fernández se quejó de que «el 50 % de la población bonaerense no tiene cubiertos los servicios básicos».

Y disparó: «Hay que discutir la distribución de recursos y dejar de robar. Gracais a Dios se paró con la corrupción».

Candidato a presidir la UCR bonaerense este año, con apoyo de Ricardo Alfonsín, Fernández dijo que «hace muchos años que no se discuten políticas públicas, sino candidaturas».

 

20160809094616_mev060416_intendentes