Con el voto en contra del FPV, el Senado puso fin a las reelecciones indefinidas en la Provincia

El Senado Bonaerense convirtió en ley el paquete de reformas que termina con la reelección indefinida de intendentes, legisladores provinciales, concejales y consejeros escolares. También corta con la suma de cargos públicos. Se descuenta la promulgación de la gobernadora. FPV votó en contra.
La iniciativa, que ya había sido aprobada en la Cámara de Diputados provincial, fue impulsada originalmente por el Frente Renovador y determina que intendentes, diputados y senadores, concejales y consejeros escolares sólo podrán permanecer en el cargo por dos mandatos consecutivos.
Prevé también que los mandatos actuales de los jefes comunales, ediles y legisladores serán computados como primer período, por lo que podrán proponerse sólo por un nuevo mandato consecutivo.
Además establece que aquellos que resulten reelectos, sólo podrán ser elegidos en el mismo cargo, tras el intervalo de un período. La ley toma al actual mandato como el primero y una eventual reelección en 2019 como la primera y única consecutiva.
La propuesta estipula asimismo un régimen de incompatibilidades por simultaneidad de cargos (no sólo de dietas), aunque con la salvedad de que se pondrá en vigencia cuando el funcionario cumpla su mandato, es decir que no afectará a los que ahora estarían alcanzados por la incompatibilidad.
La norma que fue sancionada ayer en el Senado contó con el apoyo de la bancada oficialista de Cambiemos, del Frente Renovador y del Bloque Peronista, unos de los tres en los que se dividió el Frente para la Victoria.En tanto, los senadores que se asumen kirchneristas se opusieron por considerar que cercena la voluntad popular. El bloque Justicialista, que comanda el matancero Daniel Barrera, no votó por considerar que los fundamentos del proyecto “son agresivos e irrespetuosos para las actuales autoridades”.El avance político fue celebrado por el oficialismo. El ministro de Gobierno bonaerense, Federico Salvai, lo calificó como un hecho «histórico» y «un cambio fuerte» que el parlamento de la provincia de Buenos Aires haya eliminado la reelección indefinida de los intendentes de todo el distrito.

«Es una gran noticia. Esto es cumplirle a la gente lo que le prometimos: acabar con el clientelismo político, modernizar el Estado y reformar la política en serio», sostuvo.

En ese sentido, el diputado nacional Sergio Massa afirmó: “Hoy ponemos fin al paradigma de la perpetuidad en el poder, a todos los dirigentes que buscan atornillarse a un cargo».
«Hoy se terminan en la Provincia de Buenos Aires las reelecciones indefinidas. Hoy empieza el final de los eternos. De los que llegan a un cargo y se quedan a vivir. De los que no creen en la renovación de la política. De los que se transforman en parte del paisaje permanente”, dijo el líder del Frente Renovador.
«Ahora se terminó con la avivada de los funcionarios que prestan servicio en el ejecutivo provincial, pero que no renuncian a sus bancas», agregó Massa.
Con la ley se termina la era de los Barones del Conurbano. Todavía quedan en pie los jefes de la FAM a nivel nacional y provincial: Julio Pereyra y Alberto Descalzo, a quien ya le buscan una salida legislativa el año próximo, con un ciclo cumplido en su distrito.

572b52f023595_800x550

 

Más cambios

En sesión ordinaria, el Senado votó también el proyecto de reforma a la Ley de Ministerios impulsado por la gobernadora María Eugenia Vidal.

La iniciativa contempla la creación de la cartera de Ciencia y Tecnología e Innovación, que está a cargo del actual ministerio de Industria, Jorge Elustondo. En Joaquin De la Torre asumirá en esa cartera que era conducida por un radical, lo que generó malestar en la UCR.

También se determinó que la Secretaría de Cultura pase a tener rango de ministerio, al ocuparse de programas y actividades de gestión cultural, brindar difusión a todas las actividades artísticas y culturales, además de promover el acceso a las actividades artístico-culturales.

Del mismo modo, los senadores votaron una modificación propuesta por el Ejecutivo al Código de Faltas que aborda la violencia en las escuelas que aqueja a docentes y no docentes.

Desde el bloque Cambiemos, Juan Pablo Allan, aseguró que quienes ejerzan algún actitud agraviante contra los educadores “podrán ser multados y recibir penal de hasta 30 días de arresto”.

Por su parte, la senadora del FPV, Cecilia Comerio desestimó el apoyo de su bloque a la iniciativa al sostener que el proyecto “no cuenta con el aporte de los gremios educativos”.