El paro docente fue menor a lo esperado, pero puede profundizarse si no se reabren paritarias

El paro nacional docente tuvo acatamiento dispar este miércoles. Según confieron en UDOCBA Morón, estuvo en el orden el 60% en el distrito de la gobernadora. La medida que llevan adelante 7 gremios busca reabrir paritarias, pero se enmarca dentro de un plan de lucha lanzado desde la CTA.

Flavia Padulo, secretaria de Acción Social de UDOCBA Morón, sostuvo hoy que «si bien no es mucho» el acatamiento en Morón, «a nivel nacional se dijo basta».

«Basta al básico miserable, al salario en negro. Pedimos 12 mil de básico, escuelas dignas e inversión en educación. Hay paredes electrificadas, falta de baños, sólo el que trabaja en el escuela pública sabe lo que es padecerlo», sintetizó en diálogo con el programa Punto de Encuentro (FM La Siglo).

El sueldo básico en Provincia de un docente no llega a los 4 mil.

«Me llevo 8.800 pesos de bolsillo. Mamá de cuatro hijos y tengo que mantener una vida digna. Es difícil llevar los gastos de una casa con un sueldo que es 65% en negro. Hemos firmado en disconformidad el aumento en febrero. La inflación fue del 40%», contó Flavia.

«Tenemos que llegar esta última medida porque queremos trabajar, estar en las escuelas, pero no en estas condiciones», sostuvo la dirigenta de UDOCBA.

En el gremio también cuestionaron la inversión en el distrito. Se quejaron de «la falta agua potable» y de «escuelas que viven en medio de la materia fecal».

En cuanto al SUTEBA, esta mañana ofrecían una conferencia de prensa en su sede de Morón.

La medida fue convocada por Ctera la semana pasada. Adhieren distintos sindicatos provinciales, la Unión Docentes Argentinos (UDA) y los profesores universitarios de la Conadu.

La Ctera se sumó también la marcha que la CTA convocó para el próximo 2 de setiembre, mismo día en que harán paro los docentes de colegios privados.

También habrá una jornada de protesta el 21 de setiembre, en rechazo al cierre de la causa por las responsabilidades políticas en el asesinato del profesor neuquino Carlos Fuentealba.

En tanto, el ministro de Educación, Esteban Bullrich, sentenció ayer que «no» se reabrirán las paritarias, debido al freno de la inflación y la cláusula de aumento automático firmado en febrero pasado para los meses de junio, septiembre y enero «atado al monto del salario mínimo, vital y móvil».

«En función de esa cláusula, habrá un nuevo incremento en septiembre que representará una suba del 47% anual y ascenderá al 50% en enero próximo», dijo Bullrich en declaraciones radiales antes de encabezar en San Luis una reunión del Consejo Federal de Educación.

Los docentes reclaman una recomposición salarial en todo el país, incluso en las provincias donde el incremento fue el 34,6%, como en Buenos Aires.

También exigen el aumento del presupuesto educativo al 10% del PBI, la eliminación del impuesto a las Ganancias y mejoras en la formación docente.