La Dirección de DDHH de Morón relacionó 7 nuevos casos de desaparecidos con el distrito

La Dirección de Derechos Humanos de Morón incorporó a su listado oficial a siete víctimas del terrorismo de Estado que no figuraban hasta ahora con alguna relación con el distrito. Hay dos casos que no estaban en los registros de la CONADEP y  que ni siquiera se conocía que hubiera denuncia.

Tal es el caso de los hermanos Coria, quienes trabajaban en Morón cuando desaparecieron durante la última Dictadura. Oriundos de Marcos Paz, se desempeñaban en la Textil Castelar y Morón Metales. Manuel militaba en la Juventud Peronista. Tras su desaparición, Josefa inició una intensa búsqueda que la llevó también a ser secuestrada. Ninguno figuraba en la CONADEP, ni aparecía en ningún registro oficial, informó el municipio.

La información fue suministrada por la Dirección de DDHH de Marcos Paz.

Los que además fueron incorporados al historial de La Casa de la Memoria son los uruguayos Juan Pablo Errandonea Salvia, Cecilia Trías Hernández, Luis Camacho Osoria y Raúl Tejera Llovet, quienes desaparecieron en el marco del denominado Plan Cóndor.

Tampoco se los relacionaba con Morón, hasta que el un equipo de investigación de la Dirección encontró datos de sus residencias, en Emilio Castro 749, en Haedo; y en Vicente López 2273, Morón.

Por otra parte, la sobreviviente Cristina Turbay, oriunda de Castelar, no figuraba como víctima del distrito.

El Municipio remitió la información recopilada de esos siete casos a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y de la Provincia para actualizar el Registro Único de la Verdad y el Registro Único de Víctimas del Terrorismo de Estado.

«Es un paso en la reconstrucción de la memoria histórica de nuestro Municipio, estos hallazgos son fruto del relevamiento que estamos realizando desde que comenzó la gestión. Había algunos casos que estaban documentados en otros registros pero es fundamental que aparezcan vinculados a Morón», sostuvo el director de DDHH de Morón, Francisco Monez Ruiz.

El funcionario comenzó a sumar datos luego de que recibiera una copia de los expedientes desclasificados por los Estados Unidos. El 9 de este mes, un día después de su publicación, recibió al embajador de Derechos Humanos en la Casa de la Memoria y contó que allí se mencionaba a la joven de origen sueco Dagmar Hagelin, desaparecida en 1977 cuando residía en El Palomar. Su caso fue el primero en sumar al archivo local de víctimas.

1: Manuel Coria; 2:  Errandonea Salvia; 3: Josefa Coria; 4: Camacho Osoria; 5: Tejera Llovet; 6: Trías Hernández

1: Manuel Coria; 2: Errandonea Salvia; 3: Josefa Coria; 4: Camacho Osoria; 5: Tejera Llovet; 6: Trías Hernández