Laprovittola partió a cumplir el sueño de la NBA

El base del seleccionado de básquet Nicolás Laprovittola partió ayer rumbo a San Antonio, Estados Unidos, donde realizará la pretemporada junto a los San Antonio Spurs, la franquicia NBA en la que juega Emanuel Ginóbili. Al olímpico moronense lo despidió su mamá, Margarita Stolbizer.

El ex Deportivo Morón y Lanús, que en la pasada temporada jugó para Estudiantes de Madrid -perdió la categoría y bajó a la segunda de España-, explicó que su «principal objetivo» es quedarse «en la NBA”.

“Si no, no habría tomado la decisión. Voy con la intención de experimentar el estar en ese nuevo lugar, algo que me tiene acostumbrado. Sé que la chance está a mi alcance y daré todo para estar ahí”, reconoció.

El base de 26 años viajó acompañado de su compañero del seleccionado argentino, el alero marplatense Patricio Garino, que también comenzará con los entrenamientos en los Spurs.

Será el último año del Manu. «Tenía contacto constante con él para ver cuál era la mejor decisión a tomar y nos está esperando tanto a mí como a ‘Pato’. Él tiene la llave del gimnasio y es un orgullo estar en San Antonio, con lo especial que es la ciudad con los argentinos, esperemos dar lo mejor”, sostuvo Nico.

 

El basquetbolista, nacido hace 26 años en Morón será el 18° jugador de la lista y el cuarto que no tiene contrato garantizado. En este caso de cuatro jugadores no garantizados, el base peleará por un lugar en el equipo junto con Garino, Ryan Arcidiacono y Bryn Forbes.

Laprovittola se fue a EEUU acompañado de su mamá, quien lo acompañó en su paso por los juegos de Río, de su papá y su representante, Carlos Prunes.

«Descansé con ellos (la familia), lo disfruté mucho porque cuando regresé de Europa no estuve en casa. Ellos me acompañan y seguro que me extrañarán, pero saben que es lo que me gusta, lo que sé hacer y que en esto apuesto mucho y dejo todo», confesó.

De paso, hace 9 días presenció el duelo entre el ‘Gallo’ y Ramos Mejía LTC, por la Copa Metropolitana de las categorías superiores del club.

“Disfruto de estar acá, me hace muy bien”, sostuvo de paso por el club del que emigró a los 17 años. «Fueron 10 años muy lindos», reconoció.