La Corte rechazó en duros términos la causa contra la suba de la tarifa de luz que le envió Forns

La Corte Suprema de la Nación rehusó este martes intervenir en la causa por el aumento de la tarifa de energía eléctrica que le fue enviada por la jueza de «Justicia Legítima» Martina Forns, titular del Juzgado Federal en lo Civil y Comercial y Contencioso Administrativo N° 2 de San Martín.

La jueza tomó todos los amparos que le llegaron por las tarifas de luz y de gas. La funcionaria es reconocida militante kirchnerista. La mayoría de esos amparos habían sido presentados por intendentes y concejales que responden al FPV. Forns los avaló básicamente por la falta de audiencias públicas.

La Corte reprendió en duros términos a la magistrada por haber dispuesto, por su cuenta, un per saltum.

Si bien resolvió la cuestión de fondo ni revocó el fallo que había dictado la magistrada, el máximo tribunal dispuso la devolución del expediente a la magistrada y le encomendó «que, sobre la base de las rigurosas exigencias vigentes en materia de procesos colectivos según los recordado por el Tribunal en el pronunciamiento mencionado (Halabi), verifique la subsistencia de los presupuestos que habilitan su intervención en el proceso y, en su caso, adopte las decisiones que correspondan con arreglo al estado de la causa».

El fallo cuestionó el desarrollo «contradictorio de las actuaciones por parte de la señora jueza, con prescindencia de sus deberes como directora del proceso» y subrayó que su criterio «lesiona derechos de las partes de raigambre constitucional, al punto de que esta Corte ha privado de validez a decisiones que alteraban intempestivamente las reglas del proceso».

La Corte también fustigó a la jueza porque «desde un plano institucional» desplazó «discrecionalmente la radicación del asunto -en que está en tela de juicio la validez del régimen tarifario en materia de energía eléctrica con un colectivo que, según la jueza, se extiende a todos los usuarios de la Nación- y trasladó a esta Corte la responsabilidad por la decisión final de un conflicto de gravedad institucional que la sociedad y los poderes políticos, de la Nación y de las Provincias, vienen aguardando con especial interés».

Así, dijo la Corte, Forns se sustrajo «de sus obligaciones como jueza de la Nación, colocando a esta Corte en un escenario judicial en el que, por el momento, no le compete conocer, y comprometiendo el prestigio de todo el Poder Judicial al frustrar las legítimas expectativas de los ciudadanos que aguardan la resolución definitiva de este conflicto, ignorando los ‘tecnicismos’ legales de las disposiciones regulatorias de la competencia, de los procesos colectivos y de la acumulación de procesos».

La resolución fue firmada por los jueces Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, y se suma al fallo donde rechazó por unanimidad una medida de la Cámara Federal de La Plata que había suspendido los aumentos en la tarifa eléctrica en la provincia de Buenos Aires.

Forns también había anulado la disolución de la ex AFSCA y hasta intervino, hace más de una década, en una interna de la UTN de Haedo, al reponer a un decano que había sido electo en una asamblea ilegítima, no reconocida por el Rectorado de la Universidad, ni por profesores, ni por estudiantes.