El XIX Encuentro de Mujeres terminó en la Catedral, con críticas para Macri y Cristina

Con una marcha hacia la Catedral de Morón finalizó este sábado el XIX Encuentro Regional de Mujeres en Morón. La convocatoria de distintas organizaciones de izquierda fue en el Colegio Dorrego, donde se dieron charlas y más de 30 talleres de debate. La izquierda criticó al Nuevo Encuentro.

La jornada, un adelanto del 31° encuentro nacional de Mujeres que se realizará el próximo mes en Rosario, comenzó temprano, con distintos ejes para discutir sobre sexualidad, femicidios, aborto, trabajo, diversidad, medios, violencia, cultura y libertades democráticas.

Soledad Sosa (PO), diputada nacional por Mendoza del FIT, hizo alusión a la liberación de Belén, la tucumana que estuvo dos años presas por un aborto (espontáneo según un informe médico): «continuamos por la anulación de la condena», dijo. Y analizó: «Este caso refleja la concentrada violencia que los gobiernos, la justicia, y la Iglesia ejercen sobre los derechos de la mujer impidiendo el acceso a la salud pública, al aborto no punible y plantea el urgente y necesario avance en el debate por la legalización y despenalización del aborto, principal causa de muerte materna en nuestro país».

Para Sosa, «Macri y todos los gobernadores están descargando un ajuste brutal sobre el pueblo que genera el caldo de cultivo de una violencia social que profundiza el ataque a las mujeres y niños».

«En la provincia de Salta, Urtubey dictó en 2012 un decreto que obstaculiza la aplicación del aborto no punible, contradiciendo el fallo F.A.L y legislación penal. El mismo camino tomó el actual ministro de Salud de la Nación2, indicó, la diputada.

En el Dorrego, hubo además un homenaje a Diana Sacayán, la militante trans asesinada en su departamento de Flores en octubre del año pasado, poco después de haber participado en el Encuentro Nacional de Mar del Plata. Y se hizo un repaso a 10 años de la Ley Educación Sexual Integral.

Entre tanto se coló un reclamo de libertad por Milagro Sala, por representar a las «presas políticas», a criterio de las organizaciones; y no a la líder de una asociación ilícita que dominó Jujuy durante la era K. Por último, hubo una exposición sobre la historia feminista a cargo de Vilma Ripoll (MST).

El municipio elegido no fue casualidad: «Es el primer Encuentro que se realiza con el macrismo en el gobierno, el cual tiene una orientación clara contra los trabajadores y las mujeres. Sin embargo, también sabemos que durante 12 años de kirchnerismo, las mujeres no tuvieron ‘década ganada’», sostuvo al Diario de Izquierda, que dirige y produce el PTS, una de sus referentes locales y de Pan y Rosas Morón, Jorgelina Esteche.

«En este Encuentro Regional traemos como propuesta para debatir en los talleres una propuesta de licencias laborales por violencia de género, siguiendo el ejemplo de los docentes de Capital Federal. Además, estamos impulsando un petitorio contra las amenazas que sufrió la diputada del PTS en el Frente de Izquierda, Myriam Bregman. Al momento, conseguimos más de 300 firmas, lo cual expresa un amplio repudio», agregó la docente.

Al finalizar los talleres, cerca de las 18, comenzó una marcha que pasaría por la Comisaría de la Mujer, el Hospital Municipal y Tribunales de Morón. Hacia la noche se dirigieron hacia la Catedral, un clásico de los movimientos feministas, que ven en la Iglesia Católica su peor enemigo.

Participaron representantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Pan y Rosas, Plenario de Trabajadoras-PO, Mujeres de Izquierda Socialista, MST, Mumalá y Libres del Sur, la Campaña contra la Violencia, el Frente Popular Darío Santillán-Corriente Nacional y Patria Grande.

El Nuevo Encuentro estaba más ocupado con la Plaza del Pueblo que su jefe, Martín Sabbatella, realizaba en Vicente López, ayer, pero estuvieron algunas mujeres. El PTS no sólo las ninguneó por «haberle pedido perdón a Cristina», sino que además aseguró que no quisieron pasar por la Catedral.

«Si ustedes creían que le quedaba algo de pogresismo a Sabbatella, a las pruebas me remito. Le pide disculpas a Cristina y nos aclara (como si nos quedaran dudas ) que está en contra de la legalizar el aborto. Sólo con un gran movimiento de mujeres en las calles, independiente de los gobiernos de turno, podremos luchar para que no haya una muerta más por la clandestinidad del aborto», sostuvo Esteche, tras una serie de tuits de Martín.

«No está bien asociar la imagen de Cristina a un tema en el q ella ya tiene una posición y es pública. Hacemos la debida autocrítica por ello», había tuiteado Sabbatella luego de la polémica instalada por la charla sobre uso de pastillas abortivas que una agrupación de lesbianas, trans y gays había dado a chicos de 13 y 14 años en el Colegio Pellegrini de Capital. Lo terminaron corriendo por izquierda y por derecha, más allá de que todos asumen que es necesario discutir el tema. El reclamo, claro, pasa por que el Estado se haga cargo del asunto y no organizaciones de dudosa seriedad.

Nuevo Encuentro defendió sus «consejerías», que venden el uso de «pastillas abortivas» como el «método más seguro», aunque sean adolescentes que están en plena etapa de maduración y necesitan asimilar el concepto «preventivo» en el sexo. «Hay 500 mil abortos al año», sostuvo en un comunicado en su defensa. Lo curioso es que en su gobierno no había información oficial al respecto ni asesorías en el Hospital. Unos forros apenas..

 

14264213_1792150231066546_6148289043905029911_n