Escándalo en Tribunales, tras la absolución de dos acusados de matar a una nena de 3 años

El Tribunal Oral en lo Criminal N°2 de Morón declaró este mediodía la absolución de dos hombres que estaban acusados por el crimen de Mayda Saccone, una nena de tres años que fue asesinada en julio de 2015 por motochorros tras un robo. Los fiscales habían pedido entre 22 y 18 años de prisión.

El hecho ocurrió el 27 de julio de 2015, cuando dos delincuentes en moto asaltaron una distribuidora de gaseosas en Merlo y, como no lograron apoderarse de la plata, escaparon sólo con el celular de uno de los empleados. En la fuga, los ladrones dispararon varios tiros con el objetivo de intimidar. Uno impactó en Mayda, que caminaba con su madre por la vereda de la calle Gaboto. La nena cayó gravemente herida y murió en el hospital.

«No podemos vivir así, los buenos encerrados y los delincuentes matándose de risa», dijo la abuela de la nena tras el fallo en los Tribunales de Morón..

Los dos fiscales a cargo de la acusación habían solicitado penas de entre 22 y 18 años de prisión para Gabriel Zapata (23) y Darío Pucheta (30).

Al primero lo acusaban de los delitos de «robo con resultado homicidio y robo agravado por el uso de arma, dos hechos, todos en concurso real entre sí».

Para el restante pedían 18 años ya que no lo acusaron por el crimen pero sí por «tenencia y portación de arma de guerra y robo agravado». La defensa, en tanto, pidió la absolución al justificar que no tuvieron responsabilidad en la muerte. Los acusados, por su parte, se declararon inocentes.

Tras la lectura del fallo, la madre de Mayda se descompensó y debió ser atendida por médicos. Además, hubo insultos e indignación por parte de los familiares, que lloraban desconsoladamente ante la decisión de los jueces.

Los dos hombres tienen antecedentes penales. Zapata por “robo simple e infracción a la ley de drogas” en una causa que data de 2014, mientras que Pucheta estuvo vinculado, entre 2003 y 2007, por “tenencia ilegal de arma de guerra y municiones, tentativa de homicidio y homicidio simple”.

Sin embargo, al comienzo del juicio, ambos se declararon inocentes y aseguraron no tener relación alguna con le episodio en el que murió Mayda. El Tribunal les concedió el beneficio de la duda, ya que podrían ser «parecidos» a los autores. El abuelo de la nena afirmó: «Mi hija los vio».

tn