Ex trabajadores de Ecotrans cortan Primera Junta en rechazo a la empresa que los tomó

Un grupo de choferes y delegados de la ex empresa de colectivos bonaerense Ecotrans cortan este jueves Primera Junta en rechazo de «la grave ofensiva contra los trabajadores que lanzó la compañía Metropolitana del Grupo Zbikoski para disciplinarlos» y violentar «el régimen laboral vigente».

El cuerpo de delegados, que lidera Carlos Pacheco, convocó a la protesta desde las 12 de mañana a las organizaciones políticas, sociales y sindicales y a los organismos de derechos humanos.

«La empresa Metropolitana, del Grupo Zbikoski, lanzó una ofensiva en perjuicio de los trabajadores para disciplinarlos e imponer un régimen laboral que viola la legislación laboral vigente. Para ello, utiliza la persecución, las sanciones indiscriminadas y el apriete con personal de ‘seguridad’ y patotas armadas», dijo.

Pacheco explicó que un reciente informe de las señales de cable C5N y CN23 detalló la metodología de una patota armada, que salió del predio de la empresa en José C. Paz para enfrentar a los trabajadores que formulaban reclamos gremiales a la patronal.

«La patota fue encabezada por un tal delegado Sosa, a quien la empresa refugia en el predio a pesar de haber sido denunciado por esta acción. En la Libertador Metropolitan, del mismo dueño, un custodio disparó a los pies a un chofer por una discusión. La denuncia está en la fiscalía 5 de la localidad de Moreno», añadió.

Pacheco subrayó que los choferes aplican varias medidas en rechazo de «los atropellos patronales, como la campaña de denuncias públicas a través de volantes y pintadas, ya que la patronal salió a la caza de trabajadores que solo hacen pintadas con personal camuflado de gendarmes y armas largas y en camionetas 4 x 4».

«Los aprietes también procuran la aceptación de ‘retiros voluntarios’ para desprenderse de personal de la vieja empresa y suplantarlo por nuevos choferes. Ya se invirtieron varios millones de pesos en retiros, con plata de los subsidios», puntualizó.

El delegado gremial añadió que «las condiciones laborales son pésimas, ya que los trabajadores no tienen baños en algunas terminales y, donde los hay, no reúnen las condiciones adecuadas».

También afirmó que «los servicios de pasajeros son totalmente deficientes y con frecuencias de hasta una hora entre un colectivo y otro y, los fines de semana, directamente no se ofrecen».

Pacheco responsabilizó por la sitación al Ministerio de Transporte de la Nación, a la Secretaría provincial y a los municipios de Merlo y Morón, que firmaron el acuerdo de entrega de Ecotrans a la Metropolitana, ERSA y La Cabaña a pesar «de haber sido advertidos respecto de la situación en la que estarían los trabajadores».

«Los subsidios no redundan en beneficio del trasporte, los trabajadores y los usuarios sino de los negocios de los grupos empresarios», afirmó Pacheco, quien ratificó la marcha y corte de Primera Junta a partir de las 12 de mañana, en la que participarán los choferes de las líneas 136, 163, 322, 153, 253, 321 y 317.

(Télam)