Ex jugador del Gallo grabó escenas de una película en el Urbano, que simula ser un Penal

El Nuevo Francisco Urbano se convirtió en un penal de menores, sólo para una ficción. Se trata de la película “Pensando en él”, del cineasta Pablo César. Relata una historia basada en la amistad entre el poeta y profesor indio Rabindranath Tagore (1861-1941) y la escritora Victoria Ocampo.

La obra oscila entre la formidable historia del Nobel de Literatura de 1913, su contacto con Argentina, y la marginalidad actual, cuando un profesor contemporáneo descubre al autor.

La película tiene como actores principales al ex jugador de Morón Héctor Bordoni y a Eleonora Wexler, quien recrea el encuentro que se produjo entre Victoria y Tagore en 1924.

Se rodó una parte en Buenos Aires, y otra en la India. En Morón se filmó un segmento que simula ser un penal de menores. “Se complicó conseguir uno verdad, porque hay chicos internados. Lo hacemos acá porque las aulas son muy parecidas”, contó Bordoni esta semana al portal “CDM oficial”, que dirige el jefe de Prensa del club, Gustavo Adrián Requelme.

Al Urbano lo consiguió Fabio Zurita, Jefe de Producción del filme, socio vitalicio del Gallo y autor de la historieta “¿Dónde está el Polaco?”. La primera parte de la obra transcurre en 1924.

“La segunda historia es actual, donde interpreto a Félix, un profesor de geografía de un instituto de menores, donde un interno lee a Tagore”, contó Bordoni. En su personaje se representa “una vida muy triste, con alucinaciones. Y al haber descubierto otro sistema de educación en la India, hace que me interese en Tagore”. “El pibe se escapa, lo agarran y se suicida. Pero antes me cuenta que tenía idea de irse a la India. Me gusta mucho el guión”, señaló.

Héctor Aníbal Bordoni no conocía el nuevo estadio. Jugó entre 1983 y 1985, pero muy poco en la Primera. Hizo tres goles en 17 partidos. Perdió un año al frustrarse su pase a México y mientras tanto conoció a Norman Brisky en un colegio de José León Suárez, donde daba clases de educación física. No tardó en interesarse y cambiar el fútbol por la actuación.

“En inferiores me iba bien, metía muchos goles. A fin del ‘83 me llegó el telegrama para presentarme con la primera. Fue difícil jugar porque había un equipazo en ese momento. En algunos estuve suplente: estaban Gambier, Colombia, Armani, Valoy, Agustín Gorria, Luongo, Stagliano. Llegaron a jugar el octogonal, contra Racing, pero perdió por un gol, en Vélez”.

Debutó en el 85, contra Tigre. “Me tocó hacer el tercer gol contra Chicago en cancha de Huracán. Fue el 3 a 2. Faltaban dos minutos. Lo tengo grabado. Es un recuerdo muy lindo” recuerda.

ver nota completa en edición PDF