El Palomar: compactan 500 autos secuestrados en desarmadero descubierto en Tres de Febrero

El ministro de Seguridad de la Provincia; Cristian Ritondo; el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco; y l0s intendentes de Morón y Tres de Febrero participaron esta mañana del operativo de compactación de 500 automóviles que se encontraban en un desarmadero a cielo abierto.

Se trata del material secuestrado, y periciado, el mes pasado en Villa Esperanza, en el partido de Tres de Febrero, no muy lejos del descampado de El Palomar adónde fueron llevadas esas chatarras quemadas, sobre la Ruta 4, cerca del cruce con la 201, en lo que se conoce como «triple frontera».

«Gracias a la articulación entre Provincia, Nación y los municipios pudimos terminar con algo que parecía que no se podía hacer, que todo el mundo veía pero nadie actuaba. Había bandas que se escondían detrás de un barrio humilde y que actuaban con total impunidad, adueñándose de manera mafiosa del lugar», apuntó el ministro Ritondo.

En el predio también estuvo el fiscal Claudio Oviedo, de la UFI 5 de Morón, quien llevó adelante la investigación que a mediados de septiembre desarticuló a la banda que operaba en Morón, Tres de Febrero y otros distritos del GBA. Los autos eran desarmados y sus partes comercializadas ilegalmente.

«hemos logrado un mapa del delito genuino. Estos autos están analizados y sabemos desde dónde operaban y por qué llegaban a Villa Esperanza. Hay vehículos que tienen impactos de armas de fuego. Cruzamos los datos de los autos robados. De muchos lugares llegaban hasta ahí. No hay detenidos todavía. Hemos recuperado y neutralizado el lugar. El mismo día de los allanamientos entraron autos robados», indicó

En total, se compactan 480 vehículos, en el marco del Programa Nacional de Compactación (PRONACOM), una iniciativa para la descontaminación y disposición final de automóviles abandonados en la vía pública o que son secuestrados por las Fuerzas Federales y Provinciales, que coordina la Dirección de Fiscalización de Desarmaderos y Autopartes del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Los vehículos que se encuentran en buen estado pueden ser entregados con fines educativos, científicos o culturales a diferentes entidades, que en este caso serán escuelas técnicas de ambos municipios.

En tanto, la mayor parte de los automóviles son compactados y vendidos como chatarra. Los fondos obtenidos son destinados a entidades de bien público locales.

«Estamos combatiendo el crimen organizado, logramos desarticular estas bandas que cometían ilícitos y operaban en nuestros barrios, pero además lo que se recaude por la venta de la chatarra va a ser destinado a entidades de bien público», sostuvo hoy el intendente, Ramiro Tagliaferro.

Y, agregó: «Los autos que estén en mejor estado van a ser donados a escuelas técnicas para que puedan hacer sus prácticas. Esto le da un plus a lo que estamos haciendo: transformar los productos de delitos en algo positivo para el conjunto de la sociedad».

Por su parte, Valenzuela dijo que «Los vehículos son pruebas de delitos, que podían tener un drama familiar atrás. No hay impunidad. Van a compactación tras ser periciados. El Barrio Esperanza, en el límite de Tres de Febrero y Morón está siendo urbanizado», indicó Valenzuela.

Construyendo puentes

La recorrida permitió recordar una zona postergada, caracterizada por los pastizales, el cementerio de autos, la falta de luz y el precario asfalto de la R4.

«En el verano comenzamos en la puesta en valor. Hay un compromiso con la gobernadora, con los intendentes, de tenerla más segura, mejor iluminada, cosas que vienen con el nuevo pavimento. Respecto de la ruta 201, esperamos novedades en diciembre. Y estamos trabajando con Hurlingham, donde el intendente quiere un parque industrial, que le daría más valor. Con Valenzuela y Zabaleta tenemos otra mirada, distinta. Durante doce años el intendente de Morón no se habló con el de Hurlingham ni el de Tres de Febrero. Nosotros somos gente de diálogo», destacó Tagliaferro.

unnamed (24)