Docentes paran y refuerzan marcha de la CTA, mientras Vidal asegura que «no es el camino»

El Frente Gremial Docente Bonaerense, que nuclea a la Feb, el Suteba, la Uda, Sadop (privados) y Amet (enseñanza técnica) realiza este jueves un paro en las escuelas públicas, que coincide con la movilización de la CTA a Plaza de Mayo (Capital). La gobernadora dijo que la medida «no es el camino».

El paro estatal, al que se suman los judicailes, argumenta “falta de diálogo” por parte del gobierno “pese a su discurso en sentido contrario”. Y se cuestiona “la reducción del presupuesto educativo” para el año entrante “a pesar de que los funcionarios hablan de la necesidad de avanzar hacia la calidad educativa”.

También se habla de la pérdida del poder adquisitivo del salario de los maestros, que estiman en un 10 por ciento.

Ayer, la presidenta de la Feb, Mirta Petrocini, expresó que “el paro de este jueves es el resultado de más de dos meses de falta de diálogo, porque el gobierno cerró unilateralmente todos los ámbitos de negociación”.

Petrocini consideró que “la deuda con la escuela pública es histórica y se va profundizando año tras año”.

En esa línea puntualizó que “el presupuesto proyectado para el 2017 estima un 3 por ciento menos de inversión en educación, lo que significa unos 16.500.000 pesos que no van a destinarse al sistema educativo”.

“Esa suma equivale, por caso, a la construcción de 1.764 jardines de infantes y 998 escuelas secundarias”, ejemplificó.

Por su parte, María Eugenia Vidal manifestó hoy su desacuerdo con el paro, por considerar que «no es el camino» y porque toma «a los chicos y sus familias como rehenes».

Consultada por la prensa respecto de si se trata de una medida de fuerza «política», Vidal respondió: «Prefiero pensar que no», y agregó que «si hay algo que nosotros valoramos es el diálogo».

«Siempre pienso que hay que agotar las instancias antes de tomar esta decisión. Hay millones de familias y de chicos que son perjudicados. No es el camino. Con el Presidente hicimos un gran esfuerzo a principios de año para acordar una paritaria anual: pusimos una cláusula que indicaba que, si la inflación superaba el incremento, íbamos a reabrir. Hasta el día de hoy, eso no ha sucedido», sostuvo antes de participar de un encuentro interreligioso por la paz frente a la catedral de San Isidro.

La gobernadora remarcó que «hicimos un esfuerzo con todos los estatales, lamento que éste sea el camino y que los chicos y sus familias queden como rehenes».