El HCD pidió al Ejecutivo una auditoría a la Clínica Sagrado Corazón y citó a sus dueños

Después de las denuncias de pacientes y vecinos, Concejo Deliberante de Hurlingham aprobó finalmente, el pedido de informes al Departamento Ejecutivo y una Auditoría a la Clínica Sagrado Corazón, presentados por el concejal socialista Lautaro Aragón.

A su vez, el bloque del FPV presentó su propio proyecto y convocó a las autoridades de PAMI y dueños de la clínica a concurrir al HCD para reunirse con vecinos y concejales.

«No alcanzan las palabras de compromiso de los dueños de la clínica, ni de los funcionarios. Es el Estado quien debe auditar esta institución que sigue funcionando de manera deficiente, no creemos que la salud deba estar manos del mercado, creemos en el rol regulador y garante de derechos», insistió Aragón.

El socialista se refirió también al tratamiento sobre tablas de los expedientes: «Es una lastima que por mezquindades, bajezas y avivadas de la politiquería a las que nos tiene acostumbrados la presidencia del cuerpo quede manchada la institución. A pesar de esto, hoy estamos haciendo nuestro aporte para que el concejo sea cada vez más representativo. Son cientos los ciudadanos que nos acercaron relatos, casos e historias de personas que han sufrido maltratos y mala praxis en esta clínica».

En los próximos días el concejo deliberante de Hurlingham deberá solicitar al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) y a la Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación, la pronta Auditoría de la Clínica Sagrado Corazón de Hurlingham.