El HCD de Ituzaingó convalidó nuevo aumento de tasas, que un año crecerán más del 70%

La Asamblea de Mayores Contribuyentes convalidó ayer el aumento del 37.5% en las tasas municipales, con el voto inesperado del bloque de Cambiemos, que se había opuesto la semana anterior. La suba será  del 25% en enero, más otro 10 en mayo: el que pagaba $100, pasará a $137.50.

Con los cambios, de enero a enero las tasas sufrirán aumentos de entre el 70 y el 100%. Es que hace un año el HCD aprobaba una suba del 25%, aunque luego el municipio ajustó de manera «automática» la TSG. En septiembre por el Concejo convalidó el 20% a las tasas no alcanzadas por el ajuste.

Como en enero las tasas subirán otro 25$, en un año la TSG y la TISH habrán sugrido un golpe del 70%. Eso sin tener en cuenta el aumento de los mínimos, que se incrementaron en un 50%. Por eso, en algunos casos, la suba es sideral, mayor de 100%.

Cierto es que también subirán tasas de entre el 50% y 100% a entidades bancarias, el cable y grandes empresas como los hipermercados. Pero el golpe al bolsillo será generalizado. El oficialismo culpó a la inflación. Y dijo que en Ciudad de Buenos Aires sería del 38%. La Legislatura votó el 30.

Por eso la ordenanza preparatoria no había contado con los votos de Cambiemos, Libres del Sur y el PS. Pero ayer, contabilidando a los contruyentes, sólo hubo 3 en contra. El macrismo (salvo el concejal Sergio Crego, que había apoyado en soledad la propuesta del Ejecutivo) se dio vuelta.

«Sin preguntas… El aumento debió ser más escalonado», resongaba ayer un concejal de Cambiemos, que se sumó al acuerdo, en un año de fuertes tarifazos.

El massismo, que pide bonos de fin de año y toma distancia de intendentes vecinos, colabora con las arcas y la gobernabilidad de Descalzo. Todos quisieran sucederlo también, pero ninguno se anima a enterrarlo en su propio territorio. Tal es el peso que el cacique tiene dentro del PJ bonaerense.

Esteban Vallarino y Nahuel Segovia mantuvieron el voto negativo. A fin de cuentas, no hacía falta. De todas formas, en apenas 13 meses las tasas mínimas sufrián un aumento del  176%. «Hace un año llegaban boletas de 163 pesos y en enero van a ser de $450», ilustró Segovia en la preparatoria.

Las cuentas fiscales de Ituzaingó están en rojo, pero el peso político del titiritero es mayor, en un distrito donde el hospital no es un hospital, el bacheo se hace con plata de la Provincia y el sindicato municipal es manejado por el intendente, lo mismo que la oposición. El titiritero se llama Descalzo.