Nuevo Encuentro cerró su primer año fuera del poder en Morón, la cuna del sabbatelismo

Nuevo Encuentro despidió el año con un acto en la Plaza de Morón, donde Martín Sabbatella volvió a darle a su hermano Hernán, presidente del bloque de concejales, un lugar central. Ante unas 3000 personas, el ex intendente Lucas Ghi estuvo en un segundo plano y hablaron sindicalistas K.

«Estamos terminando un año muy duro para la inmensa mayoría de los argentinos y argentinas. Porque, en apenas 12 meses, el gobierno macrista logró sumergir al país en una tremenda crisis económica y social. No hay recuerdo en la historia argentina de un gobierno que haya logrado causar tanto daño en tan poco tiempo», ilustró Martín ante una masa militante que sueña con volver rápido al poder.

A la inversa de su llegada en 1999 a la Intendencia, cuando la crisis social, sumada a la caída de De la Rúa y la desarticulación de la Alianza, parecían darle al peronismo un rápido boleto de regreso al gobierno. Sabbatella sobrevivió con audacia, con el espejo de Rousselot como primer aliado.

Sabbatella pasó a conformar en 2003 un partido vecinalista, se alió a actores progresistas, hasta que en 2009 se sumó al kichnerismo, luego de vencer al propio Néstor en las urnas en Morón. Su incorporación al AFSCA le permitió codearse con las altas esferas y ser un refernte de Cristina Kirchner.

«Vivimos un brutal retroceso, sobre los derechos conseguidos durante los últimos 12 años y medio, a nivel nacional, provincial y municipal. Acá, en Morón, es preocupante y doloroso ver cómo están destruyendo lo que nos costó tanto esfuerzo y compromiso a todas y todos los moronenses, durante los 16 años que nos tocó gobernar, cuando enfrentamos la corrupción, recuperamos el rol del Estado y construimos una ciudad para todos», dijo.

Su hermano, Hernán, derrotado en 2013 y 2015, tuvo un lugar central en el acto del sábado. «En su primer año de gobierno, Ramiro Tagliaferro ha provocado un profundo deterioro de la calidad institucional y de las herramientas de transparencia, participación y control de gestión que destacaban a nuestra comuna», sostuvo.

La plana mayor del NE estuvo en la mesa central, con apoyo de algunos dirigentes peronistas ultra K: el concejal Claudio Román, el empresario Ariel Aguilar (Agrupación Gelbard Morón), el titular de la CTA Regional Hurlinham, Gustavo Zapata, el metalúrgico Sergio Souto, fueron algunos de los oradores, seguidos por el diputado nacional Adrián Grana y la senadora provincial Mónica Macha, esposa del titular de Nuevo encuentro.

La jornada no podía arrancar sin los espectáculos musicales de figuras del mundo K como el ex 678 Carlos Barragán, Lele Angeli, Horacio Fontova, Palo Pandolfo y La Chicana. «Queremos volver y sin mejores», finalizó Hernán, el hombre de más confianza que el jefe tiene en su distrito. «Es el fin del sabbatellismo», auguraban desde la Municipalidad, al ver la merma de convocatoria en la última «Plaza del Pueblo» del año.

 

martin-plaza