El Concejo Deliberante de Morón aprobó por mayoría el Presupuesto Municipal para 2017

Con los votos de Cambiemos, FPV, Frente Renovador para los Trabajadores y socialismo, el HCD de Morón aprobó el Presupuesto de 2017, que se fijó en 3.356.881.882 de pesos. Es casi un 60% más de lo pautado para este año. El 42% de la inversión irá a obra pública. El massismo no lo acompañó.

Según los cálculos del Ejecutivo, en 2017 ingresarán al municipio $776.346.166 por el pago de tasas, mientras que los ingresos no tributarios ascenderán a $1.607.293.804. Hay que sumarle el crecimiento del 45% de fondos afectados de Nación y Provincia por $880 millones de pesos más.

Los recursos de libre disponibilidad tuvieron un aumento del 43%. Por áreas se desprende que el 32% se destinará a Salud, el 15% a Políticas Sociales y 15% a Obras y Servicios Públicos. Sin embargo, el 77% de los fondos propios se destinarán al pago de sueldos y recolección de residuos.

El massismo marcó su preocupación por esta obligación. También socialista Favio Martínez, aunque le vio el lado positivo: en 2015 llegaba al 80%.

El proyecto de inversión establece «el fortalecimiento en la atención primaria, descentralizando la atención hospitalaria», además de la creación de un servicio de salud mental, la informatización del ingreso y egreso de los insumos en el hospital municipal, la apertura de una farmacia 24 horas y el incremento de especialidades médicas y coberturas de los servicios odontológicos y oftalmológicos. Asimismo, se proseguirá con la segunda y tercera etapa de la remodelación del Hospital Ostaciana B. de Lavignolle (en 2015 se inauguró un ala nueva), que requerirá de $185 millones.

Se continuará con las obras hidráulicas en la Cuenca Boquerón, French-Azcuénaga y Haedo Norte. Además de avanzar con agua corriente y cloacas. En total, las áreas de infraestructura (Planificación y Obras Públicas) tendrán un presupuesto de $ 1.402.821.359, casi un 42% de la masa.

Además se instalarán 150 cámaras en la vía pública y se comprarán vehículos para la flota de protección ciudadana. El Frente Renovador advirtió que la Secretaría de Seguridad Ciudadana sumó otras áreas, por lo que consideró que la inversión neta en prevención bajará de 146 millones de pesos a 78 millones. Para el presente ejercicio se había triplicado el presupuesto del área para la recuperación del servicio de vigilancia.

Se espera que en marzo esté en funcionamiento la nueva central de Monitoreo, en Rivadavia y Luis Viale, sobre terrenos cedidos por la Administración de Bienes del Estado. El FPV acompañó el proyecto en general, pero advirtió que, como ocurre con el proyecto del Metrobús (que por ahora confronta) no se aprobó el cambio de uso de suelo sobre ese predio que perteneció al ferrocarril, por lo que pidió «no seguir bajo la ilegalidad».

La jefa de bloque de Cambiemos, Analía Zapulla, defendió el proyecto: «Con gran sentido de responsabilidad este Concejo le dio ayer al gobierno una herramienta fundamental para el cumplimiento de las metas. El Presupuesto incorpora una robusta masa de recursos que permite hacer frente a las presiones inflacionarias, protegiendo la capacidad operativa, resguardando el salario de los trabajadores y dando más servicios», dijo.

Su par del Frente para la Victoria, Hernán Sabbatella, defendió a grandes rasgos el Presupuesto, aún con críticas a la actual gestión, conforme el acuerdo alcanzado esta semana que incluyó también el aumento de tasas, a cambio de la aprobación de la transferencia de partidas de 2015 (ver aparte).

Ante este escenario y sin poder de negociación ante el Ejecutivo, el Frente Renovador se dedicó a picotear sobre los grises del proyecto y votó en contra. «No sabemos si que lo está imputado estará acá o en otro lado», ironizó Jorge Laviuzza, poco después de rechazar los «superpoderes» del Ejecutivo.

Según informó, toda el área de Comunicaciones reservaba para el año que viene unos $40 millones, cuando se viene de $7M presupuestados este año para publicidad, que fueron $18 millones en el último ejercicio de Lucas Ghi. «Es más de lo que se va a gastar en el SAME», lanzó un agudo Laviuzza.

El acuerdo con el sabbatellismo también habría beneficiado a la Defensoría del Pueblo, que se había quejado ante los bloques por una baja de su presupuesto.