El presidente del Banco Provincia cree que la inflación es «enemiga del acceso a la vivienda»

El presidente del Banco Provincia, Juan Curutchet, aseguró esta mañana en Morón Sur que «el 2017 va a ser un año muy fuerte» en materia de créditos hipotecarios, aunque reconoció que «estamos a años luz de revertir este proceso» de inaccesibilidad a la primera vivienda familiar en el GBA.

«El mercado hipotecario empezó a moverse», expresó a Un Medio el ex vicepresidente del Banco Ciudad, que asumió este año al frente de la segunda banca más importante del país.

«El banco estaba casi retirado del mercado. Colocó sólo 300 hipotecas en 2015. Nosotros triplicamos ese número en noviembre y estamos cerrando el año con 2700 créditos», apuntó el funcionario. La mayor parte de esos préstamos obedecen al Plan Procrear.

«El 2017 va a ser un año fuerte, no sólo en el Provincia, sino en la banca pública y privada también. Porque el enemigo del acceso a la vivienda es la inflación, que está bajando. La gente se está animando a tomar créditos a 15 o 20 años», sostuvo Curutchet.

El titular del Provincia realizó una recorrida por sucursales del distrito este jueves, en tanto que asistió a la entrega de viviendas del plan Techo Digno, junto al intendente, Ramiro Tagliaferro, en Morón Sur.

Allí analizó su primer año de gestión: «Encontré un problema estructural: que la Provincia había tomado al Banco como rueda de auxilio financiera y le debía 30 mil millones de pesos, que se está regularizando de a poco. Esa plata que se usó para pagar sueldos, no estaba para financiar viviendas y empresas».

«Estamos cerrando con $100 mil millones prestados, entre familias y empresas, es una expansión importante en una economía que estuvo fría este año».

Buena parte de esa caída del mercado hipotecario se debe a la inflación, como también a la suba de las tasas de interés. Un crédito tradicional por un préstamo de un millón de pesos conllevaba una cuota mensual de $20 mil.

«Se empezó a trabajar con una línea nueva, bajo el marco del BCRA, con una unidad indexable. La tasa es del 4.9% o del 6.2%, pero la cuota se ajusta con el costo de vida todos los meses», explicó el titular del BAPRO. Así, una cuota por un crédito de un millón rondaría hoy los 8 a 9 mil pesos.

El Provincia también hizo una fuerte apuesta al complejo agro-industrial. Los créditos crecieron el 50% respecto de 2015 y superaron los 30 mil millones de pesos entre enero y noviembre.

La cifra, además de traspasar la meta de 28 mil millones que se había puesto Banco Provincia para todo 2016, representa el 43% del total de créditos al sector productivo.  De los 30.617 millones de pesos colocados en lo que va del año, las Pymes llevan la delantera con 22.306 millones.

 – ¿A qué sectores se apunta la gestión en el BAPRO: vivienda, consumo, agro, industria…?- consultó Un Medio.

-El Banco es como esos países que pelean todas las disciplinas en los JJOO. Es el segundo banco más grande del país, así que no se limita a siete u ocho cosas. Queremos expandir el crédito hipotecario. Era patético que no sirviera para comprarse la casa. Pero estamos a años luz de dar vuelta este proceso.  Ahora que la inflación bajó hay una mayor aceptación y es mucho más accesible para hogares medios, con uno o con dos ingresos.

 

Inundados

El BAPRO dispuso una línea especial de préstamos para los afectados por la inundación que azotó el norte bonaerense, con epicentro en Pergamino.

Se trata de créditos blandos de hasta 150 mil pesos, con una tasa de 12% anual en pesos. La asistencia se dará por un plazo máximo de 48 meses y con un año de gracia para comenzar a pagar las cuotas.

La nueva línea especial de Banco Provincia destinada a los damnificados por la inundación estará vigente en los próximos días. Para acceder, los vecinos, sean o no clientes de la entidad, deberán concurrir a la sucursal más cercana.