CDM: Meyer suma refuerzo y va por el ascenso

El presidente del Deportivo Morón, Alberto Meyer, confirmó la incorporación al plantel de Nicolás Ramírez, el volante ofensivo que el DT Walter Otta había pedido como refuerzo para la segunda mitad de la temporada. Además declaró intransferibles a los hábiles Gerardo Martínez y Pichín Pardo.

El Gallo volverá a los entrenamientos este viernes y el domingo 8 de enero partirá hacia la ciudad entrerriana de Colón, para comenzar con la pretemporada. Puntero y candidato para el ascenso a la B Nacional, el equipo no se desmantela. El club hará el esfuerzo económico para retener a todos.

Martínez, de 28 años, será el único refuerzo permitido. Viene de tener un último paso en Los Andes y arregló de palabra su incorporación. De no mediar inconvenientes firmará su contrato el martes.

El presidente no pudo con su genio y ayer en Facebook posteó: «En horas firma el único refuerzo que pidió Otta MORON MORON directo al NACIONAL»

Otta ya lo dirigió en su paso por Unión de Mar del Plata en 2015. Ramírez pasó por Lanús, Chacarita, Atlanta y Peñarol de Uruguay, entre otros clubes.

«La idea es mantener el plantel. Si se va alguien de mitad de cancha para atrás nos arreglaremos con lo que tenemos, pero si se aleja alguien de la mitad para adelante sí podría arribar otra incorporación», apuntó Otta. La delantera sigue intacta, con Ákerman recuperándose de una pubalgia.

 

En cuanto a las bajas, Germán Basualdo, Santiago Vallejos, Nicolás Vallejos, Mauricio Del Castillo (el hermano del Kun Agüero vuelve a Independiente) y Javier Pérez no serán tenidos en cuenta y dejarán la institución.