La participaron de los menores en el delito se dispara en casos de robo armado y homicidio

El Gobierno nacional reabrió el debate sobre la edad de la imputabilidad, un pedido que también introdujo el ex gobernador bonaerense Daniel Scioli en 2008, 2011 y 2014. Argentina y Bolivia son los únicos países del contiente sin un Régimen Penal Juvenil. Hay estadísticas para cada biblioteca.

Si bien es bajo el índice de delitos cometidos por menores de edad en el ámbito bonaerense, esas cifras se disparan escandalosamente cuando se refiere a robos agravados o seguidos de muerte.

Es interpretativo, pero es posible que los chicos que no están alcanzados por la Justicia Penal sean utilizados por las mafias para perpetrar delitos contra la propiedad privada, aunque con resultados más dramáticos que cuando son protagonizados por adultos. Por efecto de las drogas, el miedo o su ineptitud, los menores se convierten en el más peligroso instrumento del delito organizado.

La Procuración Bonaerense publicó en 2015 un informe aterrador. Si bien sólo el 4,30% de los delitos denunciados durante 2012 había sido cometido por menores de 18 años, en los casos de homicidios su participación trepaba hasta el 12,62%.

Según ese informe sobre homicidios, intentos de y robos armados registrados en el primer trimestre de 2013, el 56% correspondía a jóvenes y menores.

El 34.6% de ese total obedecía a menores de entre 16 y 17 años; entre menores de 16 se registró el 31.4%. El 19.9% restante eran jóvenes de 18 a 29 años.

Argentina y Bolivia son los únicos países del continente que no tienen régimen penal juvenil. Ese fue el principal argumento del sciolismo a la hora de enfrentar a los sectores más progresistas, desde la izquierda hasta el sabbatellismo. «Hoy tenemos 40 chicos que están recluidos sin un juicio, sin un defensor oficial. Esto es porque no hay reglas claras. Por eso apoyo absolutamente la baja de la imputabilidad», decía en 2011 el entonces secretario de Minoridad de la Provincia Pablo Navarro, quien intentó pero nunca pudo hacer ganar al sciolismo en la interna del FPV de Morón.

El contexto social es caldo de cultivo, aunque los delitos de menores no se han incrementado. Las denuncias en el Fuero de Responsabilidad Juvenil Penal Bonaerense han tenido un pico en 2012 y 2015. Todavía no hay cifras publicadas de 2016 en el portal oficial de la Procuración de Provincia.

De acuerdo a ese organismo, en 2012 se iniciaron 29.550 investigaciones en el fuero Juvenil Bonaerense. 1.858 casos correspondieron al Departamento Judicial de Morón (6.3%), que abarca también Hurlingham, Ituzaingó y Merlo.

Las deuncias bajaron en 2013 a 28892. Aunque en Morón subían a 2.051 (7.1%).

En 2014 hubo 29155 IPP en toda la Provincia. En Morón 1.877 (el 6.4% de ese total).

En 2015, de 746.526 delitos investiados por las Fiscalías bonaerenses, sólo el 3.59% tuvo a menores como sospechosos, con 26.798 casos.

En el Departamento de Morón esa cifra se redujo a 1.457 casos. Representó el 5.4% de las denuncias contra menores en Provincia y 2.61% del ámbito penal.

En 2015 pasaron por las Fiscalías ordinarias de Morón 54358 (7.5%) delitos. Estadísticamente del Departamento se ubicó detrás de Lomas de Zamora (17), San Martín, San Isidro, La Plata y La Matanza.

total-jovenes-15