Vecinos se organizan contra el tazaso de Descalzo: llega al 176% en los últimos 13 meses

Mientras quienes votaron en contra de la reforma impositiva de diciembre hablan de la «crónica de un tasazo anunciado», vecinos se organizan para protestar contra la suba de tasas en Ituzaingó, que llega hasta el 176% en los últimos trece meses, debido a que se han duplicado los montos mínimos.

«Dijimos en la última asamblea de Mayores Contribuyentes que el aumento de tasas planteado por el Intendente era desmedido, que no había bolsillo que aguantara», recordó el concejal de Libres del Sur, Nahuel Segovia, uno de los dos que no lo votaron, junto con el socialista Esteban Vallarino.

En su intervención, en diciembre, no sólo disparó contra la suba, sino también contra el servicio público que presta el municipio. No es lo mismo pagar una boleta de 700 pesos cuando se vive en una calle asfaltada, con luz, y recolección diaria, que cuando la calle es de tierra y está mal iluminada, como todavía ocurre en San Alberto o Villa León, en un distrito pequeño que todavía no tiene ni hospital, ni cementerio propio, por ejemplo.

El resto de la oposición acompañó un incremento del 35% en dos cuotas (20 en enero). En unos meses la suma llegará a un 37.5% de aumento final. Un aumento similar se había votado en diciembre de 2015. Pero a mitad de año la Municipalidad actualizó los tributos a través de un decreto. Además, en el último año se duplicaron los montos mínimos que establecían las ordenanzas Fiscal e Impositiva para los sectores más pobres.

«Dijimos que la economía no había repuntado, que habían caído casi todas las actividades productivas y comerciales de la Argentina, que el sueño del segundo semestre de reactivación seguía siendo un sueño y que estábamos asistiendo a un estado de recesión con inflación. Que el gobierno de Macri se mostró absolutamente impreciso a la hora de manejar la economía, y que el gobierno de Descalzo debía ser más prudente, teniendo en cuenta la difícil situación que atravesaban nuestros vecinos», calculó Segovia, quien reparte críticas tanto a nivel nacional, como local.

El resto acompañó por distintas razones. Cambiemos dio vuelta su voto porque Descalzo, a veces, juega para la gobernadora en el tablero de acuerdos de la Legislatura bonaerense, al igual que la mayoría de los intendentes del FPV. Aparte, todos los intendentes subieron las tasas en valores similares. Ocurre que algunos, como Hurlingham, venían atrasados. El massismo está cada vez más colaborativo con el viejo cacique del PJ.

En el vecino distrito de Morón, el Frente Renovador votó en contra, una suba del 35%. El FPV acompañó. «Espero que mañana se junte mucha gente porque así no se puede vivir», sostuvo hoy un escaño del macrismo, que votó a regañadientes un presupuesto magro para una gestión en rojo.

Pero lo que alguna vez Descalzo fogoneó, en contra de la tarifas, lo está empezando a padecer en carne propia. La semana pasada un grupo de vecinos se reunió en la puerta de palacio y fue recibido por el Jefe de Gabinete Municipal, Marcelo Nadal. Explicaciones al margen, las subas no se tratan de un error de impresión. Por eso se volvieron a autoconvocar para el miércoles a las 10 de la mañana, en el edificio del antiguo Pasaje Villalonga.

img-20170117-wa0009